Yo soy Sofía, y él es mi marido, Nahuel.

Todo cambió el miércoles 1 de enero al nacer mi hija Abril.

Nosotros por herencia somos una familia de artistas. Empecé a pintar a los 4 años y no paré hasta ese día, ese horrible jueves de abril.

Entraron a casa y solo dejaron el cuadro de mi hija, y dibujaron unas piernas de hombre arriba de ella.

Un año después, un 26 de abril, Abril se fue sola al colegio, ya que solo quedaba a dos cuadras, y no volvió al mediodía como siempre.

Esperé 15 minutos más y ella no llegaba, otros 15 minutos más y ella no llegó.

Fui corriendo al colegio, ella nunca llegó.

Hable a su compañera, que fue con ella aquella mañana, y me dijo que pasó algo muy raro.

Me dijo – Abril venía conmigo, y justo antes de entrar al colegio vi a mi papá, y hoy se cumplía un año de que no lo veía. Fui corriendo y dejé un poco atrás a Abril y cuando estaba entrando al colegio, ella ya no estaba. Desapareció sin que nadie la vea, como si la tierra se la hubiese llevado.

Fuimos a la policía, nos dijeron que esperemos 48 horas pero no pude quedarme de brazos cruzados e investigué yo sola.

La tierra me dio pistas pero no las pude recibir. Estuve dos días sin volver a casa, buscándola.

La policía no ayudó.

Pasó un año, me cerraron el caso sin ninguna respuesta. Dejaron de hablar de ella.

Pasaron años sin respuesta. Hasta que el 25 de abril volvieron a entrar a casa y se lo llevaron. Se llevaron el cuadro de mi hija, ese cuadro infernal.

Pero esta vez me llené de coraje y seguí a esa persona.

Muerta de miedo llegué a un depósito, entré y estaban mis cuadros, y otros que no reconocí. Era un lugar muy feo, y se escuchaban quejidos.

Escuché un grito, corrí hasta ese lugar. Llegué tarde.

Habían matado y apuñalado a la compañera de mi hija.

Entre a esa habitación y el hombre desapareció.

Dejó una nota, que parecía más una lista. Decía: María, Dana, Carla, Abril, Fiorella, Valentina.

Estaban tachados y había como un mapa que indicaba un camino. Fui y desee encontrarla viva.

Llegué y estaba ahí, ella y las demás. Estaban colgadas, violadas y destrozadas, no pude salir de ahí.

Escribo esto en un pedazo de cartón que encontré y lo lanzo por la ventana. Esperando que alguien lo lea y nos ayuden a escapar.

Basta de trata de personas!

¡Feliz día para todas las madres, de parte de nuestros avisadores!

Optica IOCH Chascomus - Tel 2241-426641

http://semanarionuestragente.com

Todas las opciones en lentes recetados y de sol.

Mirá También:  Un amparo contra la suspensión de la vacuna antimeningocóccica de los 11 años

Esta historia fue encontrada por una chica que pasaba por ahí. No le creyeron, como siempre.

Sigue luchando por salvar a las demás chicas. Para que no pasen eso. Luchando por las que nunca volvieron.

La Izquierda Diario entrevistó a las estudiantes secundarias de Palpalá que escribieron el cuento, Antonela y Melani.

¿Cómo surgió la iniciativa del cuento?

A: En la materia Expresión Artística nos dieron unas imágenes y un título, y sobre eso teníamos que escribir un cuento. Nos pareció importante que nuestros compañero se den cuenta de cómo son las cosas en Argentina y en Palpalá, hay mucho secuestros, violaciones y trata.

¿En qué se cosas se basaron ustedes para escribir los hechos que narran?

M: Básicamente empezamos a contar los hechos que pasan cuando una chica desaparece, lo que hace la familia, la policía que les dice que no se puede hacer nada y que hay que esperar y ellos siguen la búsqueda desesperada.

¿Ustedes reflejan una familia muy sola frente a la denuncia de desaparición…

Mirá También: 

M: Es que es así, una familia de clase alta tiene más acompañamiento que una familia que no tiene plata, que tiene que hacer todo sola, ni un dedo va a mover por ellos la policía.

¿Cuál fue la reacción de sus compañeros cuando ustedes leyeron el cuento durante la clase?

A: al principio nos decían que esas cosas no pasaban acá, pero después nos dijeron que estaba bueno y que contemos lo que sabemos que está pasando porque lo veían muy lejano y les gustó que lo charláramos ahí.

¿Para qué opinan que puede servir la difusión de este cuento?

A: Para que los chicos apoyen a las mujeres, cuando se sienten solas, cuando cuentan lo que les pasa.

M: Para que se empiecen a organizar, que no dejen pasan las cosas, que desaparece una chica un día, mañana otra y otra más. Que defiendan para que esto deje de pasar.

Venimos viendo un rol protagónico de las mujeres, particularmente las más jóvenes y las secundarias, en la pelea por sus derechos, como es la denuncia ante los casos de femicidio, la pelea por el derecho al aborto, por la implementación de la ESI ¿Cómo ven ustedes a ese movimiento?

A: Yo creo que este último año se unieron muchas mujeres, también muchos estudiantes y hombres también, muchos trabajadores, que están mucho más organizados, que tienen muchas ganas de seguir peleando por todos sus derechos.

M: Que si nos seguimos organizando vamos a hacer un cambio y que estas cosas dejen de pasar para siempre.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *