El plenario de secretarios generales de Ctera decidió repudiar el presupuesto para educación que exige el FMI. En tanto, la gobernadora Vidal hizo una nueva oferta salarial a los docentes bonaerenses que responderán el martes próximo.

La Junta Ejecutiva de Ctera y el plenario de secretarios generales de la confederación docente resolvieron por unanimidad realizar un paro nacional y una movilización al Congreso el próximo 24 de octubre, día en que los diputados debatirán el Presupuesto 2019. En tanto, en una nueva reunión paritaria después de casi dos meses, el gobierno de María Eugenia Vidal le ofreció a los docentes bonaerenses un aumento del 31,7 por ciento con cláusula de revisión en diciembre. Sin embargo y al cierre de esta edición los gremios bonaerenses no se retiraron de la sala de negociaciones a la espera de poder reanudar la negociación salarial.

“La Ctera no va a ser cómplice de un Presupuesto Educativo a la medida de los mandatos del FMI que traerá como consecuencia más ajuste y una educación cada vez más pauperizada”, señalaron desde la confederación docente, al tiempo que exhortaron a llevar el debate a cada provincia con gobernadores, diputados y senadores. En ese sentido, denunciaron que el proyecto que se debate el Congreso contempla una caída real del 39 por ciento en Educación, situación que calificaron de “alarmante”, y que se suma a la difícil situación salarial y laboral informada por los secretarios generales de cada provincia.

Mirá También:  Un amparo contra la suspensión de la vacuna antimeningocóccica de los 11 años

Por otra parte, el conflicto paritario con los docentes bonaerenses continúa en suspenso. En línea con su estrategia habitual, las autoridades provinciales hicieron trascender –mientras el encuentro estaba en desarrollo– que la oferta planteada a los maestros sería de un 30 por ciento, más un 1,7 para materiales didácticos y una nueva negociación en diciembre. En detalle, esta propuesta –la décima tras 19 reuniones– contempla aumentar el sueldo básico y todos los componentes que conforman el salario de forma que los sueldos de cada docente, independientemente del cargo y la antigüedad, se incrementen un 5 por ciento desde en enero, 8 desde en marzo, 10 desde mayo, 13 desde junio, 15 desde julio y 19 a partir de agosto (que alcanzaría un 20,7 si se contempla el material didáctico) y un 30 desde octubre. Así, el salario inicial de un docente ingresante, que actualmente es de 12.500 pesos, pasaría a 16.460, registrando un aumento total del 31,7 por ciento, y el salario promedio pasaría de 24.659 a 32.372 pesos acumulando un aumento del 30,3 por ciento.

Aunque los docentes contestarán la oferta recién el próximo martes, el secretario general del gremio Suteba, Roberto Baradel, en diálogo con la prensa horas antes de la reunión paritaria manifestó que rechazarían una propuesta del 30 por ciento con revisión para el último mes de 2018, acuerdo que ayer por la mañana el gobierno logró con los estatales bonaerenses. En esa ocasión, el dirigente ratificó “la voluntad de negociación” de los gremios del sector y manifestó que no aceptarían “salarios a la baja” y que, en ese sentido, el aumento debería estar en línea con “la inflación del 42 por ciento que el propio INDEC admite”. “El gobierno no cumplió, le tuvo que ordenar la Justicia que nos convoque y desde agosto que no lo hace, por eso planteamos la cláusula de actualización automática”, aseguró.

Mirá También:  La Pampa: 35 médicos comunitarios despedidos

En las horas previas al encuentro entre las autoridades y los sindicatos, el Congreso Extraordinario de la FEB y, en paralelo, el plenario de Suteba definieron la profundización de su plan de lucha, en caso de que la propuesta oficial resultara insuficiente. Las medidas, consensuadas en el marco del Frente de Unidad Docente Bonaerense, podrán incluir un paro no menor a 48 horas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *