La plana mayor del Frente Sindical para el Modelo Nacional ocupó  el escenario levantado en el micro estadio de Ferro donde realizaron un plenario de regionales de la CGT. El frente elaboró un documento llamado “La patria está en peligro”, donde convocó al paro del 25, a elaborar un plan de lucha para cambiar el modelo económico y a trabajar para que en 2019 retorne un gobierno nacional y popular.

Hugo Moyano, Ricardo Pignanelli, Sergio Palazzo, Omar Plaini, Vanesa Siley y Pablo Biró escucharon desde la mesa principal los discursos de los diferentes secretarios de generales del país que participaron. Según Horacio Otero, uno de los organizadores, se acreditaron 71 de las 77 regionales que tiene la CGT. Los discursos de las regionales describieron la crisis que viven las economías locales, la necesidad de desarrollar un plan de lucha, la de trabajar por la unidad del movimiento obrero y, sobre todo, desgranaron una serie de críticas a la actual conducción de la CGT, a la que le señalaron la reunión que tuvieron con la delegación del FMI como su peor error. Eso no se lo perdonaron.

Mirá También:  Uno por uno, quiénes son los 25 acusados en el juicio a la banda narco "Los Monos"

El primero de la conducción nacional del FSMN en hablar fue Biró, quien llamó a la unidad del movimiento obrero para confrontar al modelo económico y a rechazar el Presupuesto 2019 que representa “el ajuste del FMI”.

A su turno Palazzo también se refirió al Presupuesto y le envió un duro mensaje al peronismo en Diputados al reclamar que “pongan las pelotas en la mesa y si son opositores que voten en contra el Presupuesto”, dijo y las tribunas estallaron.

A Pignanelli, líder de los mecánicos, le tocó anunciar una marcha del frente sindical prevista para el 20 de octubre próximo a Luján. “Vamos a inundar la avenida principal”, predijo y advirtió que le van a pedir a la virgen fortaleza de espíritu porque “si esto no cambia vamos a seguir en la calle y ojalá se ilumine alguno y vea que el pueblo tiene extremas necesidades y que la patria está en peligro”. Por último, rechazó que desde el Gobierno y sectores mediáticos acusen al sindicalismo de golpista: “No lo somos porque sufrimos los golpes y tampoco queremos que el Gobierno se vaya porque con la unidad del movimiento obrero vamos a volver a tener un presidente peronista”.

El encargado de cerrar el acto fue Hugo Moyano. Su discurso tuvo dos destinatarios: la conducción de la CGT y el Gobierno. Sobre la cúpula cegestista dijo que le daba lástima que “crea que hablando con el FMI se soluciona algo y no es así”. Es más, aseguró que muchos de los afiliados de los gremios tienen más coincidencia con el FSMN que con la CGT. En cuanto al Gobierno advirtió sobre la persecución que viven algunos dirigentes y citó a Perón, la prisión de Lula y sobre Cristina Kirchner dijo que “la quieren meter presa”. Por último, le envió un mensaje al Presidente: “Le digo a Mauricio Macri que no me vas a doblegar porque antes de entregar un derecho de un trabajador prefiero que me quiten la vida”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *