Brasil en la recta final

Falta apenas una semana para las elecciones generales en Brasil, el hecho político más importante de la región, polarizadas entre el ultraderechista Jair Bolsonaro (29% de intención de voto) y Fernando Haddad (22%), el candidato del PT que reemplazó al proscripto Lula da Silva. Todo indica que ambos candidatos pasarán al ballotage del 28 de octubre donde Haddad tiene las mayores chances según las encuestas.

El perfil racista, homofóbico, misógino y represor de Bolsonaro, ha generado un amplio repudio en distintos sectores sociales, entre ellos en el movimiento de mujeres que este sábado realizó actos bajo el lema #EleNão (él no) de los que fue parte la agrupación Pão e Rosas. Así mismo, el sentimiento y la lucha elemental contra el ascenso de la derecha presionan hacia el apoyo a Haddad como “mal menor” y los intelectuales reformistas aprovechan para atacar a la izquierda consecuente por mantener una política independiente.

Para conocer más sobre el avance de la ultraderecha, el movimiento de mujeres y cómo combatir las reformas que el golpismo encabezado por Michel Temer vino a profundizar, entrevistamos a Diana Assunção, referente de la agrupación Pão e Rosas y del Movimiento Revolucionario de Trabajadores.

Mirá También:  [Video] Del Caño: "Están vallando los alrededores del Congreso porque le temen a la movilización popular"

Bergoglio ante la crisis por los abusos sexuales en la Iglesia Católica

La Iglesia Católica enfrenta una profunda crisis por el destape de decenas de miles de abusos sexuales a niños practicados durante décadas por sacerdotes en distintos países. Para agravar la crisis, se conoció que las máximas autoridades eclesiásticas desde el propio Vaticano, encubrían a los curas abusadores.

El Papa Francisco trata de aparentar que la Santa Sede repudia y castiga estos hechos, pero terminó justificándolos en recientes declaraciones como “la manera de pensar de los siglos pasados”.

Maduro en la ONU

El presidente venezolano participó finalmente de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. A pesar de un discurso con fuerte retórica antimperialista, terminó tendiendo la mano al magnate Donald Trump quien viene alentando un golpe militar en el país caribeño.

Mientras tanto, la situación económica y social interna se sigue deteriorando con niveles extremos de inflación y escasez de productos que recaen sobre los trabajadores y el pueblo pobre. Pero el gobierno continúa pagando la deuda externa y garantizando los grandes negocios de las trasnacionales.

Además esta semana:

Trump expuso ante la ONU su doctrina de imperialismo recargado

Argentina: La lenta agonía del macrismo y la santa contención

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *