Desde la Defensoría del Pueblo bonaerense pidieron una reunión con el titular de la obra social nacional para “normalizar la cobertura”

La decisión de las farmacias bonaerenses de cortar la atención a afiliados al PAMI para la provisión de tiras, insulinas y medicamentos provistos a través de la resolución 337 -que comprende la cobertura total de medicamentos a un grupo de afiliados de la obra social nacional-, generó la intervención de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires y la respuesta de la obra social nacional ante la dramática situación planteada para miles de afiliados.

El Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Salud de la Provincia, Marcelo Honores, solicitó una reunión con “carácter urgente” al interventor de la obra social, Sergio Cassinotti, para plantear la “gravedad” del caso y sus efectos sobre la salud de los jubilados.

“CUMPLIMIENTO”

Desde PAMI se informó que la obra social “cumple regularmente con las fechas de pago de los consumos mensuales de medicamentos, tal como está estipulado en el convenio vigente con la Industria Farmacéutica”.

El convenio PAMI-Industria está vigente, por lo que debe asegurarse la normal dispensa de medicamentos, con los beneficios de precios diferenciales para todos sus afiliados y los descuentos habituales que brinda PAMI, indicaron en la obra social.

Mirá También:  Irán reaccionará ante “cualquier movimiento erróneo” de EE.UU. contra acuerdo nuclear

Autoridades de PAMI recibieron el jueves a representantes de las cámaras de Laboratorios y de Farmacias, con el fin de generar un espacio de diálogo para alcanzar así una solución al conflicto planteado públicamente por las entidades farmacéuticas.

“PAMI arbitrará los medios que tenga a su alcance para que los laboratorios y las farmacias alcancen un acuerdo sin afectar la prestación habitual que reciben los afiliados”, agregaron en la obra social nacional.

También indicaron que “convocamos nuevamente a las partes a mantenerse dentro del diálogo iniciado el jueves, donde se podrán discutir abiertamente todas las alternativas sin poner en riesgo la entrega de medicamentos a los afiliados a la obra social.

En ese contexto cabe indicar que el colegio de farmacéuticos de La Plata suspendió la atención por tiempo indeterminado. Mientras que la Provincia lo hizo hasta mañana.

Según se informó desde la Defensoría bonaerense, se “buscará mediar entre los profesionales y el PAMI, para evitar que el conflicto se profundice. Básicamente intentará reencauzar una negociación directa entre las partes que está trabada y que derivó en la medida de fuerza que afecta a miles de afiliados bonaerenses”.

Desde el Colegio profesional bonaerense afirmaron, mediante un comunicado que “resulta imposible seguir sosteniendo la prestación al PAMI con los descuentos que publicita la obra social a costa de los farmacéuticos”.

La entidad remarcó que el sector farmacéutico “está obligado a financiar todo el sistema, a pesar de ser el eslabón más débil de la cadena de dispensa del medicamento y el único sector profesional con agentes sanitarios al servicio de la población”.

“En este contexto inflacionario los atrasos en los pagos desde el mes de abril afectan a profesionales y pacientes. El PAMI no quiere revisar el convenio firmado a comienzos de 2018, en condiciones económicas completamente diferentes”, concluye el comunicado oficial del Colegio de Farmacéuticos bonaerense.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *