En ocho meses la inflación llega al 24,3 por ciento y en los últimos doce acumula 34,4 por ciento. Las consultoras privadas ya prevén que en 2018 podría superar el 45 por ciento, cifra que no se alcanzaba desde la última hiperinflación de 1990.

El índice de precios de agosto registró una suba de 3,9 por ciento y en lo que va del año llega al 24,3 por ciento, según informó ayer el Indec. Los mayores incrementos fueron en los rubros “Comunicación” (12,4 por ciento), “Vivienda, agua, electricidad y combustibles” (6,2), “Salud” (4,1), “Transporte” (4,0), “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (4,0), “Recreación y cultura” (3,3) y “Equipamiento y mantenimiento del hogar” (3,1 por ciento). En los últimos doce meses la inflación trepa a 34,4 por ciento, 2,6 puntos por encima de lo que el FMI había previsto en el acuerdo stand-by como inflación total de 2018 en caso de que se cumpliera el escenario negativo. Las consultoras privadas prevén para septiembre un incremento de precios todavía mayor, que podría oscilar entre 5 y 6 por ciento, mientras que la inflación anual podría superar el 45 por ciento, cifra que no se alcanzaba desde la última hiperinflación de 1990.

Mirá También:  Diego Gándara: "La relación que tuve con Roberto Bolaño fue decisiva para mí"

El rubro con mayor importancia dentro del Índice es “Alimentos y Bebidas no alcohólicas”, que en el Gran Buenos Aires tiene una ponderación de 23,4 por ciento, que llega al 35,3 por ciento en el Noreste Argentino. La suba de este rubro fue de 4 por ciento en promedio con un pico de 5,3 por ciento en el noroeste. El informe detalla la evolución de los precios de un conjunto de alimentos y bebidas. Dentro de ese listado, los productos que más subieron fueron tomates (10,9 por ciento), pollo entero (8,8), arroz blanco (7,0), batata (6,5), manzana deliciosa (6,3), queso cremoso (5,5), hamburguesas congeladas (5,3), agua sin gas (5,3) sachet de leche entera (5 por ciento).

En la comparación interanual, los mayores aumentos entre los alimentos fueron en la docena de huevos (59,2 por ciento), aceite de girasol (49,6), fideos secos (46,4), pan francés tipo flauta (46,1) y manteca (28,3 por ciento). En el listado sorprendió la escasa variación que registraron algunos productos como el queso cremoso que, siempre según el Indec, en los últimos doce meses subió apenas un 17,3 por ciento. En los últimos doce meses el organismo de estadísticas relevó un aumento de alimentos y bebidas de 33,5 por ciento cuando el promedio general en ese período suma 34,4 por ciento.

El rubro “Vivienda, agua, electricidad y combustibles”, que tiene una ponderación en el índice del 10,5 por ciento en el Gran Buenos Aires, subió 6,2 por ciento apuntalado fundamentalmente por la suba de los combustibles que aumentaron hasta 5,6 por ciento a principios de ese mes y dos semanas después volvieron a ajustarse otra vez hasta un 0,9 por ciento debido al incremento en los biocombustibles.

Mirá También:  Detuvieron a cinco ex colaboradores del matrimonio Kirchner por la causa de las fotocopias de los cuadernos

Transporte subió 4 por ciento por el incremento en el precio del pasaje del subterráneo, que pasó de 7,50 a 12,50 pesos a comienzos de mes (66,6 por ciento) y de trenes y colectivos a partir del 15 de agosto, cuando se aplicó una primera suba en torno al 10 por ciento que se repetirá el 15 de septiembre y el 15 de octubre. Este es un rubro de alta ponderación en el índice con un 11,6 por ciento en el Gran Buenos Aires.

En el año el rubro transporte ya acumula un 33,5 por ciento a nivel nacional. En el Gran Buenos Aires el incremento registrado en ocho meses es de 33,3 por ciento, una suma sorpresivamente baja si se toma en cuenta que en el mismo período el boleto de colectivo trepó hasta un 116,6 por ciento y en el caso del pasaje de tren hasta un 175 por ciento. También hubo fuertes ajustes en las tarifas de taxis y subtes, pero para el organismo oficial de estadísticas todos esos ajustes promedian un 33,3 por ciento en el año.

El mayor incremento por rubro fue el de comunicaciones que se disparó un 12,4 por ciento, aunque la incidencia en el índice oscila entre un 2 y un 3 por ciento según la región.

En el caso del rubro salud el aumento fue de 4,1 por ciento por el ajuste de 7,5 por ciento que aplicaron las prepagas el 1 de agosto, los aumentos en el precio de los medicamentos y de accesorios terapéuticos. En el año la suba acumulada, según el Indec, es de 22,5 por ciento, una cifra que también parece demasiado conservadora al contrastarla con las subas generalizadas. Por último, otro rubro que se disparó fuerte fue equipamiento y mantenimiento del hogar que trepó 3,1 por ciento en el mes y 24,3 por ciento en lo que va del año.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *