El funcionario confirmó el nuevo ajuste, buscó relativizar el impacto que tendrá la eliminación de la bonificación por ahorro y negó que se restrinja la tarifa social, pese a que la resolución no deja dudas.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, aseguró ayer que las tarifas de gas aumentarán entre 30 y 35 por ciento a partir de la semana próxima. El ajuste se suma al incremento de 32 por ciento aplicado en abril, que en algunos caso llegó al 40 por ciento. Además, el funcionario intentó relativizar el impacto que tendrá la eliminación de la bonificación por ahorro en el consumo e incluso negó que se restringa el alcance de la tarifa social del gas, pese a que la resolución 14/18, que lleva su firma, recorta expresamente el beneficio para todos los usuarios.

–¿Cuánto va a aumentar el gas antes de fin de año? –le preguntó Luis Novaresio en su programa de radio La Red. 

–Con las presentaciones que se han hecho en la audiencia pública ya hay un promedio de entre 30 y 35 por ciento, esperamos que en el verano, a partir de la baja en el consumo, no se sienta tanto en el bolsillo –respondió Iguacel, quien volvió a insistir con el asombroso argumento de que en el verano se va a pagar menos, algo obvio si se toma en cuenta que el consumo es notablemente inferior porque se registran temperaturas altas.

El secretario de Energía agregó luego que el objetivo oficial es avanzar con la implementación de una tarifa plana para que se prorratee durante todo el año el pago correspondiente a los picos de consumo que se suelen registrar en el invierno. El proyecto fue propuesto por algunas empresas del sector en la audiencia pública de noviembre de 2017, pero el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, lo desestimó porque dijo que al usuario no le iba a quedar claro qué es lo que estaba pagando y eso iba a terminar desincentivando el ahorro. Sin embargo, Iguacel ahora volvió a retomar la iniciativa para tratar de disimular el impacto que tendrían los aumentos en las facturas del invierno próximo.

Mirá También:  Las remarcaciones son lo que más crece

En el artículo 1 de la resolución 14/18 publicada el jueves en el Boletín Oficial se deja sin efecto el artículo 3 de la resolución 474/17 del 30 de noviembre de 2017. Ese artículo decía: “Determínase una bonificación del 10 por ciento en el precio del gas natural por redes y del gas propano indiluido por redes para todas las categorías de usuarios residenciales que registren un ahorro en su consumo igual o superior al 20 por ciento con respecto al mismo período del año 2015”. La norma no deja ningún lugar a dudas sobre la eliminación de la bonificación por ahorro. Sin embargo, al ser consultado sobre el tema Iguacel ensayó una confusa respuesta que pareció destinada a disimular el recorte.

–¿Qué beneficio se quita por el ahorro de consumo de gas? –le preguntaron. 

–Lo que intentamos hacer es un sistema un poco más equitativo y más razonable que cumpla con la ley. A raíz de las distorsiones que empezaron a haber respecto de las tarifas de gas y los subsidios cruzados, los usuarios que consumían poco gas pagaban 3 o 4 veces menos (por metro cúbico) que los que consumían más gas. Las boletas grandes de gas que vemos, no solamente pagaban más porque consumen más sino porque el precio es dos o tres veces superior. Eso lo estamos corrigiendo en el nuevo cuadro tarifario porque la misma ley prohíbe que haya subsidio cruzado. Es decir, todo el mundo debería pagar lo mismo por el gas y si consume mucho paga mucho y si consume poco paga poco.

–Yo antes ahorraba y se me daba un beneficio, ¿eso se termina? –repreguntó el entrevistador. 

–No, al contrario. Si vos ahora consumís menos gas, vas a ahorrar mucho más dinero que lo previsto en esa compensación porque la misma baja del consumo te va a generar un ahorro. Esa distorsión del descuento, que no tenía mucho que ver con el consumo de cada uno sino más vale con la temperatura, este año prácticamente nadie la recibió, pero todo el mundo que consumía un poco más de gas pagó mucho más caro. Ahora estamos poniendo el mismo precio para todo el mundo y el que ahorra va a tener un beneficio superior al que tenía hasta ahora.

Mirá También:  Tocaron a la puerta, atendió y le volaron la cabeza de un tiro

–A mí me quitan un beneficio, más allá de que haga frío o calor. 

–No, depende, ¿te acordás cuánto fue tu factura de gas?

–La última que pagué fue de 930 pesos –le dijo Novaresio.

–Bueno, en tu caso va a estar equilibrado, pero el que pagó una factura de 3.000 pesos va a tener un beneficio importante con este cambio.

–¿Pero se quita o no el beneficio de que si ahorro pago menos? -volvió a preguntar el entrevistador.

–Se agrega el beneficio de equilibrar los precios, que es mucho más importante que el otro. Tiene un gran beneficio para los consumos altos y para los de lo bajo consumo podría impactar.

-Para los de bajo consumo entonces se quita un beneficio 

–Y para los altos consumos, que son ahorradores, hay un beneficio.

–Pero para los que consumen menos y ahorraban sí se quita un beneficio.

–En general el que consume poco es muy difícil que baje su consumo el año que viene. -respondió Iguacel

Si bien es cierto que, luego de la última restricción que introdujo Aranguren el año pasado, la bonificación por ahorro se acotó porque ahora es necesario reducir el consumo un 20 por ciento en lugar de un 10 por ciento, como era originalmente, igual muchos usuarios seguían aprovechando ese descuento porque la comparación no era contra el año anterior, que podía incluir ya una reducción de consumo por ahorro, sino contra 2015.

–¿Se pone límite a la tarifa social? –le preguntaron luego a Iguacel. 

–No, lo que hicimos fue reestructurarla para que tenga un bloque de gas sin costo, pero que esté relacionado también con la zona donde vive el usuario. Por lo tanto, va a ser más amplio en el sur que en el norte porque, obviamente, el que está en el norte consume menos gas promedio que el que está en el sur. Tratamos de darle un bloque de consumo de ahorro que esté relacionado con la región y no como era antes.

Mirá También:  Médicos del hospital Rossi reclamaron con atención a los pacientes en la calle

Con esa respuesta, el secretario de Energía buscó nuevamente confundir a su entrevistador y a los oyentes para disimular la restricción del beneficio. La resolución 474 del 30 de noviembre de 2017 ya fijaba en su anexo II bonificaciones diferenciales para los usuarios por región, las cuales incluso varían por mes. Por ejemplo, a los clientes de Camuzzi Gas del Sur alcanzados por la tarifa social en Santa Cruz, una de las provincias más frías del país, se le bonificaba en julio el 100 por ciento de los primeros 542 m3 consumidos y el 75 por ciento de los segundos 542 metros cúbicos, mientras que a partir del próximo lunes solo se le bonificará los primeros 542 m3 y el consumo excedente deberán abonarlo a precio de mercado. Eso se debe a que la resolución 14/2018 publicada el jueves en el Boletín Oficial establece en su artículo 2 que solo se bonificará el bloque de consumo base. Por lo tanto, es falso que el beneficio vaya a ser más amplio en el sur como dijo el secretario de Energía. En todas las regiones será menor.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *