El ministro del Interior negó que el acuerdo con el FMI implicara un cambio en las pautas enviadas al Congreso. El peronismo federal, el massismo y el FpV-PJ reclamaron la presencia de Sandleris, nuevo titular del Banco Central.

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, defendió ante los diputados el Presupuesto de ajuste y caída económica para el año próximo. Para el jefe de la cartera política, los anuncios del nuevo acuerdo con el FMI –que en total aumenta el endeudamiento externo en 57 mil millones de dólares– “no modifica ninguna variable” del presupuesto 2019 y ratificó la elaboración propia de los cálculos: “fuimos al Fondo con nuestras pautas y proyecciones y el Fondo las aceptó”, sentenció Frigerio. La oposición no coincidió con los devaluados pronósticos oficialistas y con distintos matices asociaron los números presupuestarios al ajuste impuestos por el FMI. En tanto, el oficialismo resiste que el nuevo presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, de precisiones ante la Cámara baja sobre política monetaria, como reclamaron el peronismo federal, el massismo y el kichnerismo. Frigerio, el principal negociador con los gobernadores peronistas por fuera del Congreso, solo admitió que debatiría un texto consensuado sobre la modificación de la ley de Administración Financiera: allí propone que el Ejecutivo pueda canjear la deuda a “valores de mercado” y ya no en “mejores condiciones” para el país como estable la ley.

Mirá También:  La Ciudad se vistió de gala para la Noche de los Museos

Frigerio llegó al anexo C de la Cámara baja en modo relajado y sin aires de preocupación ante la crisis económica. Los primeros en preguntar reclamaron que Sandleris también de explicaciones al Congreso. “Esta comisión se merece saber cuál va a ser la política fiscal y la política monetaria. Nos gustaría tener precisión”, dijo el peronista federal Diego Bossio. “Tenemos que saber cuál va a ser la tasa de interés que va a tener el Banco Central, la tasa de interés con la que van a contar empresas para invertir en obra pública. Por eso, es necesario que venga el flamante presidente del BCRA a dar explicaciones”, sumó el renovador Marco Lavagna.

Frigerio prefirió no confrontar con federales y massistas, los sectores opositores con los que negocia su apoyo. Fue el presidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, quien salió al cruce: “creo que excede la discusión del Presupuesto; podríamos verlo eventualmente y de paso dejar que el nuevo titular del BCRA se tome unos días para acomodarse en su posición antes de venir a dar explicaciones al Congreso”, sostuvo el diputado macrista. Lavagna recogió el guante: “Si necesita unos días no tenemos ningún problema en dárselos y tomarnos unos días adicionales para seguir discutiendo el presupuesto”, replicó.

El primer contrapunto llegó con las preguntas de Agustín Rossi. El jefe del bloque del FpV-PJ asoció el presupuesto a las exigencias del FMI y quiso saber si “lo que se negocia en Nueva York” modificará las metas propuestas, si estudian otra reforma provisional que reemplace al sistema estatal de reparto, reclamó la continuidad del Fondo Sojero y se sumó al pedido de interpelar a Sandleris. “Esta es la única crisis de la historia económica argentina que se lleva puestos a los presidentes del Banco Central, no se lleva puestos los ministros de Economía”, dijo Rossi y recomendó “rearmar  un presupuesto sobre bases realistas”.

Mirá También:  Disputa interna y renuncia en la Corporación del Mercado Central

“El nuevo acuerdo con el FMI no modifica ninguna de la variables macroeconómicas que están hoy en el Presupuesto de la Nación”, respondió el ministro y aseguró que las metas elaboradas por el Gobierno fueron las que aceptó el FMI. Negó una reforma provisional. Frigerio también intentó desdramatizar los cambios en el BCRA, dijo que las metas “las fija el Presidente (Macri)” y que la “independencia” y “los grados necesarios de libertad” de la entidad son para “utilizar los mecanismos e instrumentos para cumplir con las pautas de inflación que fija el Poder Ejecutivo”.

Frigerio también confrontó con lo que considera provincias rebeldes. “Es un error en la apreciación de los números del presupuesto”, le contestó al peronista pampeano Ariel Rauschenberger que sostuvo que no figuraba el dinero para terminar obras comprometidas en La Pampa. “Nuestra provincia ha sido discriminada”, dijo el puntano Andrés Vallone, y el ministro de recriminó que San Luis no haya firmado el Pacto Fiscal. José Luis Gioja reclamó mayor presupuesto para San Juan y Frigerio sostuvo que ahora el Gobierno reparte más recursos a las provincias. “¡Por orden judicial!”, lo interrumpió Gioja. “No, diputado. La decisión judicial fue para tres provincias. Y fue una decisión del Presidente”, contestó Frigerio.

“Estamos discutiendo un presupuesto de guerra contra los trabajadores, hecho para garantizar el pago de la deuda a especuladores y usureros. El despliegue represivo que impuso el gobierno el día del paro es la garantía que le muestran al FMI para pasar la crisis”, le recriminó Romina Del Plá (FIT-PO). “El grado coloniaje que vimos del presidente Macri es extraordinario”, mientras el “presupuesto digitado por el FMI tiene un ajuste para los trabajadores y el pueblo 358 mil millones de pesos para pagar los intereses de la deuda”, sumó Nicolás del Caño (FIT-PTS).

Mirá También:  Caso García Belsunce: absolvieron a Carlos Carrascosa

Frigerio le puso tiempo limitado a su exposición y dejó a varios diputados si poder preguntar, como el kirchnerista y ex ministro de Economía Axel Kiccilof. Para el ministro, dedicarles casi cuatro horas era suficiente.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *