Varios adolescentes que no estaban invitados, quisieron entrar. Dos grupos se pelearon en 137 y 58. Y un hombre resultó herido en una pierna. Al llegar la Policía, la recibieron a piedrazos. Hubo 15 detenidos

Una fiesta familiar por los 16 años de una joven se desarrollaba de acuerdo a lo esperado por sus organizadores, en una casa de Los Hornos y con 50 invitados. Arrancó en la noche del viernes, pero impensadamente derivó en una gresca callejera entre jóvenes, que terminó con un hombre de 34 años baleado en una pierna.

A esos momentos de violencia y descontrol le siguieron otros, debido a que una vez que la policía desembarcó en la escena, en 137 y 58, los revoltosos la emprendieron a piedrazos contra los móviles y los uniformados.

Como saldo principal de esos disturbios, el herido de bala fue trasladado en un patrullero al hospital de Melchor Romero. Un móvil de la Policía Local sufrió la rotura de uno de sus vidrios y 15 varones de entre 12 y 22 años fueron aprehendidos.

El escándalo tuvo consecuencias colaterales. Según contaron los vecinos de la zona, “la madre de la cumpleañera tuvo que cortar la música a las 2 y media de la mañana para que los que querían colarse desistieran” de hacerlo. Afuera, la calle era un caos.

Mirá También:  La Justicia investiga a Peña por un hotel familiar

MADRUGADA DE MIEDO

Mientras la batahola se generalizaba, en las casas cercanas se vivieron momentos de mucho miedo y desconcierto.

Se explicó al respecto que los jóvenes que pugnaban por meterse por la fuerza en el domicilio de la fiesta -casi todos menores de edad- llegaron al lugar en autos y motos.

“Algunos corrían picadas por acá y muchos pensamos que a lo mejor, drogados o borrachos, podían querer entrar en otras casas”, expresó una mujer que no ocultó haberse sentido angustiada por la situación.

La misma frentista, que por temor a alguna represalia pidió no ser identificada, admitió después que “uno de los momentos más bravos fue cuando escuché un disparo con arma de fuego. No sabía si habían atentado contra alguien o si fue un tiro al aire para asustar a otros. Luego supe que le habían pegado un balazo en una pierna a un hombre que vive por acá cerca”, reflejó.

Los gritos, corridas y piedrazos empujaron a los vecinos a pedir ayuda al 911.

“A la mamá y a la chica del cumpleaños la situación se les fue de las manos. Jamás pensaron que además de familiares y amigos, iban a tratar de participar de la fiesta unos pibes que viven en el sector de las vías. Porque esos chicos no estaban invitados”, aclaró la misma vecina, descartando la versión que indicaba que el evento había sido promocionado por las redes.

“NO FUE UNA TRAGEDIA DE MILAGRO”

Gabriel Timo (52) también vive en el barrio: “En la esquina de 137 y 58 se agarraron a trompadas dos grupos de chicos”, explicó. Según dijo, al incidente lo protagonizaron entre 15 y 20 pibes, en su mayoría menores, y “la versión era que algunos de esos adolescentes estaban armados”, aseguró el vecino.

Mirá También:  El libro de la semana: "Correspondencia teórica", de Gustave Flaubert

Con ese dato, y el del hombre baleado, reflexionó: “Acá no hubo una tragedia de milagro”.

También aludió a que el revuelo en la zona de la pelea callejera se intensificó cuando llegaron los móviles de la Policía Local y la comisaría Tercera, algunos de los cuales estaban abocados a operativos de saturación que se desplegaron ayer a la madrugada por distintas zonas, entre ellas Los Hornos (ver aparte). Calculan en el barrio que todo duró “hasta las 5” de la mañana.

Coincidiendo con un parte oficial sobre el episodio, el frentista reflejó que “varios atacaron a los policías a piedrazos. Los `toreaban`desafiantes. Hasta que los policías pidieron refuerzos y respondieron a los ataques disparando algunos cartuchos, que a la mañana aparecieron tirados en esta esquina”, dijo, en alusión a la de 137 y 58.

La Policía citó que del incidente participaron unas 50 personas y que, por los piedrazos, resultó destrozado un vidrio de un móvil de la Policía Local. A los aprehendidos, de entre 12 y 22 años, se les abrió una causa por “resistencia a la autoridad, daños agravados y lesiones”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *