El Gobierno girará a las provincias 4.125 millones de pesos para compensar, en parte, la pérdida de recursos que implica la eliminación del Fondo Federal Solidario, también llamado Fondo Sojero, por el cual las administraciones provinciales y municipales recibían unos 6.200 millones de pesos. A cambio de la compensación parcial, el bloque Argentina Federal, de Diego Bossio, desistió de impulsar una sesión especial para pedir la derogación del decreto de necesidad y urgencia 756 que anuló el FFS.

Los diputados Diego Bossio y Pablo Yedlin le pidieron por nota al presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, que suspenda la sesión especial solicitada para mañana por el bloque Argentina Federal y el kirchnerismo. Por el FFS, las provincias y municipios recibían el 30 por ciento de los derechos de exportación del complejo sojero. La sesión pedida por la oposición para tratar la restitución del Fondo aún no había sido convocada, y a partir del acuerdo entre el oficialismo y el peronismo federal quedó definitivamente desactivada, confiaron fuentes de la presidencia de la cámara.

Mirá También:  El objetivo es elevar la confianza de los ciudadanos en las operaciones por internet y proteger sus datos personales

La transferencia de los 4.125 millones de pesos se distribuirá en 4 cuotas mensuales entre todas las provincias firmantes del Pacto Fiscal el año pasado, del cual sólo se habían autoexcluído San Luis y La Pampa. Las provincias, a su vez, están obligadas a girar a los municipios el 50 por ciento de los fondos recibidos.

La compensación se instrumentó a través de un decreto por el cual se crea el Programa de Asistencia Financieras a Provincias y Municipios, que dispone la sesión de 4.125 millones de pesos en 4 cuotas, a concretarse antes de fin de año.

El bloque del Frente para la Victoria-PJ no se mostró conforme con lo resuelto por el Gobierno y manifestó su “decisión de insistir en la derogación del DNU que elimina el Fondo Solidario y propone la incorporación en el presupuesto de un artículo que mantenga la vigencia del mismo”. “El Gobierno nacional quiere hacerle pagar el ajuste que impone el Fondo Monetario Internacional a las provincias y a los municipios, privándolas de los recursos que les permitían realizar obras y generar puestos de trabajo”, advirtió.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *