Mientras sigue conociéndose el deterioro de los indicadores económicos, Macri inauguró un puente junto a Vidal, Rodríguez Larreta y Grindetti. Allí redefinió al “mejor equipo de los últimos 50” como “un equipo con buenas intenciones”.

Horas antes de que el Indec difundiera el aumento del desempleo al 9,6 por ciento y en el Congreso el ministro Nicolás Dujovne comenzara a defender un fuerte ajuste del presupuesto para el año próximo, Mauricio Macri participó de la inauguración de un puente, en donde dibujó un panorama totalmente alejado de la realidad. “Estamos orgullosos de lo que estamos haciendo”, dijo, rodeado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, tres de las figuras históricas del PRO. Allí devaluó al “mejor equipo de los últimos 50 años” y lo rebautizó como “un equipo con buenas intenciones, con honestidad, con un eje profundo en el hacer”. “Éste es un equipo que no es perfecto. La perfección no existe”, aclaró, por las dudas.

Con una inflación proyectada del 42 por ciento, la abrupta caída del consumo y el nivel de actividad, una suba del desempleo y un fuerte incremento de la deuda externa, a Mauricio Macri no le quedó más opción que reconocer que le está “costando mucho” construir el país con el que “sueña”. “Hace dos años y medio decidimos un cambio que dijo basta a la mentira, basta a la traba, basta a las mafias. Vamos a hacer y construir ese país que todos soñamos, y claro que cuesta, claro que falta, y nos está costando mucho y estamos poniendo todos el hombro”, sostuvo el jefe de Estado durante el acto en Lanús. Acompañado por dos de sus pilares políticos, Vidal y Rodríguez Larreta, el mandatario inauguró el Puente Olímpico Ribera Sur, montado sobre el Riachuelo para unir el barrio porteño de Villa Soldati con el partido bonaerense de Lanús.

Mirá También:  "Nos visita un ladrón", el cartel con el que recibieron a Amado Boudou en La Plata

Como en cada aparición pública, el Presidente no dejó pasar la oportunidad para referirse a los presuntos hechos de corrupción del kirchnerismo y destacó que las obras que lleva adelante su Gobierno se hacen “respetando las fechas en que se inician y se terminan y sin que nadie se lleve un mango que no corresponde”. Vidal también habló durante el acto, con el eje puesto en la “honestidad”: “Somos parte de un mismo equipo desde hace más de diez años. Somos más que lo que decimos, somos lo que hacemos. Esto expresa lo que somos: que somos personas que hacemos más que lo que decimos, que somos un equipo honesto con el que las obras empiezan y terminan. Podemos resolver sueños postergados por décadas”, sostuvo Vidal durante el acto.

El puente Lacarra se construyó en el marco del Programa de Conectividad Vial del Plan Movilidad Sustentable de la Ciudad de Buenos Aires, que forma parte también del Plan de Saneamiento Ambiental para la Cuenca Matanza Riachuelo. Más tarde, Macri se trasladó a la Casa Rosada para mantener una reunión con el historiador y periodista británico Timothy Garton Ash; y luego recibir a directivos globales de la empresa petrolera Shell.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *