Cuatro años tiene el pibe que sufrió un brutal maltrato. Además denunció que el hombre robó y destruyó la casa que habitaban en Glew. 

Respecto del presunto abuso, la mujer dijo: “Tras varios días de pericias psicológicas, el Juzgado N°9 de Familia determinó un allanamiento y me devolvieron al bebé. En ese momento que estaba recuperando energías luego de ser operada en la espalda, me di cuenta de que Mateo tenía golpes en el cuerpo. Me contó que lo golpeó e hice la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Burzaco”.

Lo que después le contó su hijo fue horroroso: “Me habló del abuso, le metió un palo en la cola. Tenía reacciones, estaba nervioso, gritaba hasta quedarse sin voz, tenía espasmos y pensé que eran los nervios por haberme ausentado tanto tiempo de la casa porque nosotros nunca nos habíamos separado”.

Una causa estancada

Mirá También:  EL TEATRO PROVINCIAL AUDITORIUM PRESENTA UN ESPECTÁCULO DE DANZA EN EL BRAZZOLA

Tras denunciar el hecho en la UFI N° 1 de Lomas de Zamora, la causa pareció “caer en una meseta” y luego de pasar por otro juzgado, volvió al inicio, aunque Giglione no está conforme con la situación: “La UFI 9 que maneja el abuso sexual es la que no está trabajando, no está juntando pruebas, no procesa a esta persona. Todo lo que se hizo es porque yo estoy detrás yendo y viniendo. Esto también me trae problemas en el trabajo, tengo que tener un sueldo y una vida para ocuparme de esta causa”.

Después, hizo su último reclamo: “Estoy pidiendo que active la situación, que lo llame a indagatoria, que lea los expedientes, que llame a la psicóloga a declarar, que los médicos puedan expresar lo que vieron en el nene”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *