Ocurrió en Tandil. La responsable del centro solidario mostró su indignación por el elevado costo del servicio.

La también dirigente de la ONG “Mujeres Sin Techo”, señaló que “el tejido social de los de abajo, los sin voz, los que menos tienen, los niños y niñas de un barrio de humildes, trabajadores, precarizados, ignorados y olvidados”.  Cena formó parte, días atrás, de la movilización de organizaciones políticas y sociales a la Usina de Tandil, en reclamo de que se suspendan los cortes de servicio y retiros de medidores de energía eléctrica en los barrios, frente a facturas con importes elevados, que muchos sectores no pueden afrontar.

Mirá También:  Temer entrega su defensa y niega haber incurrido en corrupción

“Esta situación nos deja en un lugar donde ya es imposible sostenerse. Suspendimos talleres y cursos para minimizar los gastos… Y ahora dar de comer a los que no pueden pagar sus gastos, también se vuelve imposible”, expresó Cena.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *