La mayoría de los datos de víctimas eran oriundas a Palu, la capital de la provincia de Célebes Central, una población de unas 350.000 personas y el lugar más afectado por la catástrofe.

Unas 385 personas murieron y más de 500 sufrieron heridas a raíz de los terremotos y un tsunami que se produjeron en la isla de Célebes, Indonesia, donde las autoridades estimaban que las cifras de víctimas podían aumentar porque había al menos 29 desaparecidos y gran destrucción de edificios.

Ante ello, el gobierno argentino envió un mensaje de condolencias y expresó, a través de la Cancillería, su “solidaridad con el pueblo y el gobierno de Indonesia”.

Tras los fenómenos que se produjeron ayer, el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, indicó en una rueda de prensa en Yakarta que habían contabilizado al menos 385 muertos, 540 heridas y 29 desaparecidas, por lo que estimó que esos números podrían aumentar por la situación de catástrofe.

Sutopo advirtió de que se trata de cifras provisionales que aumentarán a medida que avancen las tareas de salvamento y se restablezcan las líneas de comunicación tras los terremotos, entre los que destacó el de 7,5 grados que causó el tsunami.

Mirá También:  El Intendente Municipal encabezó el acto oficial por el 208° aniversario de la Revolución de Mayo

El portavoz de la BNPB mostró imágenes de puentes derrumbados, zonas costeras cubiertas de escombros y barridas al completo y escenas en las que se ven a decenas de pacientes en camillas en el exterior del hospital Undata, de acuerdo a lo reportado por la agencia española EFE.

Los 29 desaparecidos correspondían al puerto de Pantoloan, en el norte de Palu, la ciudad más castigada y que quedó arrasada de acuerdo a las imágenes distribuidas por la BNPB.

La mayoría de los datos de víctimas eran oriundas a Palu, la capital de la provincia de Célebes Central, una población de unas 350.000 personas y el lugar más afectado por la catástrofe.

El municipio de Donggala es la otra zona más castigada, con más de 1.000 edificios dañados y cortes en las comunicaciones y la red eléctrica, que están comenzando a repararse.

El aeropuerto de Palu, en el que se operan vuelos nacionales, estaba abierto para aeronaves militares y ayuda humanitaria tras resultar dañado por el seísmo de 7,5, que también afectó a puentes y hospitales.

La agencia de geofísica (BMKG) emitió una alerta de tsunami tras el terremoto de 7,5 para advertir de olas de entre medio metro y un máximo de tres metros en la zona de Palu, que llegaron a los veinte minutos del temblor, según las estimaciones oficiales.

A la media hora expiró la alerta, y las autoridades solo confirmaron la formación del tsunami después de que varios vídeos locales mostrasen en las redes sociales como Palu, situada en una estrecha bahía, era impactada con fuerza por las olas.

El presidente de la Asociación Indonesia de Geólogos (IAGI), Sukmandaru Prihatmoko, indicó que el desastre ocurrió en un tipo de falla en la que generalmente no tienen lugar tsunamis, lo que sorprendió a los expertos.

Mirá También:  La cláusula que se le gatilló a Vidal

El terremoto de 7,5 estuvo precedido tres horas antes por otro de 6,1 que provocó la muerte de una persona y 10 heridos y el derrumbamiento de varias casas.

Entre ambos y después se han registrado decenas de movimientos telúricos en esa parte de las Célebes.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

A su vez, el gobierno argentino envió hoy a través de Cancillería un mensaje para manifestar su “solidaridad y condolencias al pueblo y el gobierno de Indonesia”.

“A raíz del fuerte sismo y el tsunami acaecido el 28 de septiembre en Indonesia, que afectó a la isla de Sulawesi y causó la pérdida de al menos cuatrocientas vidas y numerosos desaparecidos”, el gobierno argentino hizo “votos por una pronta recuperación de los heridos”, explicó el comunicado
difundido hoy por la Cancillería.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *