CHASCOMUS ENTRANDO AL SIGLO XX

Con varias decenas de años para fin del siglo XIX, Chascomús era considerada una de las ciudades con más futuro en su horizonte por la calidad y el nivel cultural de sus vecinos que eran una manifestación directa de la influencia de las corrientes inmigratorias que había recibido gracias a la facilidad de la llegada del ferrocarril que tanto había influido en< su progreso en todos los niveles, social, comercial, industrial, etc.

Conoceremos un hecho poco frecuente en las ciudades vecinas, los inmigrantes ya con casa propia y entidades de socorros mutuos muy importantes se sintieron con derecho a colaborar con las autoridades municipales, debemos recordar que desde 1896 por ley provincial se había resuelto que los concejos deliberantes podían elegir uno de sus miembros como intendente -hasta ese entonces lo nombraba la provincia-.

Esto dio motivo a una idea de colaboración directa que se produce entre los inmigrantes designar un cónsul honorario en cada año que los representase ante el municipio al que podían asistir en carácter de vecinos con facultades sólo de emitir opiniones, pero no votos. Sus sugerencias eran muy útiles, por ejemplo la pavimentación de la calle Buenos Aires. (Hoy Libres del Sur) se la debemos al cónsul por España. Esta función de cónsul se renovaba cada mes y así españoles, italianos, franceses e ingleses pudieron aportar ideas más avanzadas que traían desde su lejana Europa.

Recordemos que las colectividades  festejaban sus fechas patrias como en sus pueblos de origen por los que las fiestas y recreos eran de mucha concurrencia ya que los vecinos locales se adherían a esos festejos, son recordadas las famosas bandas de los italianos, las romerías que hacían en el prado de piscicultura los españoles, los franceses con sus cenas de homenaje en sus días patrio a lo que se agregaban los famosos picnics de los ingleses y escoceses, todos estos festejos eran acompañados por los vecinos criollos que poco a poco incorporaban sus costumbres: matear y corrida de sortijas y más adelante las domas y la marca de sus ganados

Mirá También:  5 científicos que participaron en The Big Bang Theory

Para esos menesteres tan criollos ya desde 1872 se había fundado la Sociedad Rural de Chascomús que a la par de la de Buenos Aires tenían relaciones comerciales y agrarias como correspondía a una ciudad que se aprestaba a entrar al siglo XX.

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *