“ASILO DE HUERFANOS SAN JOSE”

En forma paralela crecía una entidad también destinada a la niñez “Asilo de Huérfanos San José”. Nace cerca del año 1888 cuando una monja muy empeñosa sor Mercedes del Niño Jesús Guerra Contreras, se instala en Chascomús, con la propuesta clara de brindar amor, servicio, enseñanza y caridad fraterna. Sus primeros años son trabajosos pero luego la Orden de las Hermanas Terciarias Franciscanas la apoyan y consigue construir un edificio que por años convocó a la solidaridad de los vecinos para el mantenimiento de esa obra llamada “hogar San José”.

Quién se animaría a negar la eficaz trascendencia de la participación de los inmigrantes, sea en forma personal directa como fueron los “cónsules extranjeros”, poniendo paz y trabajo para hacer una sociedad más comprometida en la solidaridad, que vertieron con sus “Sociedades de Socorros Mutuos” que tanta importancia tuvieron para mejorar la salud y bienestar de los chascomunenses y que tanto éxito despertaron las damas del pueblo, que concretaron la posibilidad de ser una de las ciudades argentinas que en el fin de siglo podían contar con dos hospitales completos para una población que apenas alcanzaba en 1895, la cantidad de 13.042 habitantes que se componían de 0.422 argentinos y 3.620 extranjeros (1,211 españoles, 1.149 italianos, 722 franceses, 198 ingleses, 29 irlandeses, 16 escoceses y 27 alemanes, etc.).

Mirá También:  Luciana Reif: "Hoy en día la intimidad de las mujeres se ve atravesada por cuestiones de género"

En el año 1886 se eligió el primer intendente que tuvo la ciudad, hasta entonces nombrados por las autoridades provinciales, fue Dn. Ramón Melani y Dn. Saturnino Justo presidió el Concejo.

Fue muy trascendente la actividad de las comunidades de inmigrantes en la formación de la sociedad finisecular de Chascomús, una muy buena comunicación con la metrópoli a través del ferrocarril, que trajo contingentes que gustosamente encontraron en nuestro pueblo una calidez que los hizo asentarse y dar origen a mucho más de la mitad de las familias, que hoy enseñorean esta hermosa y fecunda comunidad de Chascomús.

HEG

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *