La destrucción de puestos de trabajo en el sector industrial supera los 82 mil desde que gobierna Mauricio Macri. La tendencia se acelera con nuevos casos todos los días a partir de la trepada del dólar y la caída de la actividad económica.

La corrida cambiaria, el ajuste y la recesión se traducen en despidos. La fábrica de jugos y gaseosas Vitacrem cerró su planta de Concordia donde trabajaban cerca de 20 operarios. Las actividades en la productora de biodiésel Bio Ramallo quedaron paralizadas en rechazo al despido injustificado de un asalariado y la posibilidad de nuevas desvinculaciones. Los asalariados de Siam del Grupo Newsan advierten que la compañía se prepara para despedir alrededor de 100 empleados a fin de mes. Los últimos datos del Ministerio de Trabajo muestran que la industria lidera la pérdida de puestos en el sector privado. Al ritmo del proceso de apertura comercial y la contracción de la demanda interna, la industria destruyó 82.000 puestos de trabajo desde que comenzó la presidencia de Mauricio Macri.

La firma Vitacrem estaba en crisis desde fines de 2017 como consecuencia de la sostenida caída en sus ventas. La productora de jugos y gaseosas emplazada en Concordia, Entre Ríos, comenzó un cronograma de suspensiones en mayo y, en paralelo, comenzó a negociar acuerdos con los trabajadores. Como las indemnizaciones ofrecidas estaban por debajo de los montos previstos en la ley, la mayor parte de los trabajadores inició acciones legales. El secretario general del Centro de Empleados de Comercio, Juan José Simonetti, sostuvo que “una parte de los trabajadores llegaron a un arreglo individual y otra parte no aceptó porque la cifra era mucho menor a la que le correspondía ya que había personal de 25 o 30 años”.

Mirá También:  Sin códigos

La actividad industrial cedió un 8,1 por ciento en junio frente al mismo período del año pasado, informó el Indec la semana pasada. Fue el peor resultado mensual desde julio de 2002, en plena crisis de salida de la convertibilidad. A excepción de la industria siderúrgica, todas las ramas registraron caídas interanuales. Entre las bajas, se destacaron la metalmecánica, automotriz, industria química, caucho y plástico, refinación de petróleo y textiles. El salto cambiario no solo encareció insumos sino que fue acompañado por un fuerte incremento en las tasas de interés que golpeó en las cadenas de pago. A su vez, la devaluación estuvo impulsada por un nuevo episodio de aceleración inflacionaria que volvió a resentir la capacidad de compra. Frente a ese escenario las perspectivas industriales no son positivas. El programa de ajuste y reformas comprometido por el Palacio de Hacienda para habilitar los desembolsos del FMI profundizará la contracción del mercado interno.

“Hace 10 días nos plantean que la empresa quiere ofrecer el retiro voluntario directamente. Nos dijeron que del plantel total de 185 trabajadores y trabajadoras, sólo quieren contar con 85 personas. Las otras 100 teníamos a disponibilidad nuestro retiro. Sabemos que la empresa no está en crisis, está especulando”, señaló ayer uno de los trabajadores de Siam, Marcos Bermúdez. “El Grupo Newsan, que es el que se hace cargo de la marca Siam en Argentina, es un gran importador. Hoy tienen 20 mil heladeras turcas con marca Siam dispuestas a salir al mercado. Hace un mes, a 50 compañeros contratados, los dejaron en la calle. Ahora vienen por los efectivos”, contó.

Mirá También:  La obligación de los supremos de mostrar su riqueza

En el norte de la provincia de Buenos Aires los trabajadores de la productora de biodiesel Bio Ramallo mantienen paralizadas sus actividades desde el jueves pasado en protesta por lo que describen como el despido injustificado de un empleado y la amenaza de nuevos despidos. La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) inició, por su parte, una denuncia penal en la justicia santafesina contra los directivos y accionistas de la fábrica de cosechadoras Vassalli. El gremio los acusa por el vaciamiento de la empresa y el retraso en el pago de haberes a los trabajadores. Los datos de la cartera que lidera Jorge Triaca muestran que el sector manufacturero anotó una pérdida de 3400 empleos en mayo, el último registro disponible, y una baja de 21.300 a lo largo de los últimos doce meses. La actividad retrocedió así en 29 de los 30 meses de gestión de Cambiemos cubiertos por las estadísticas oficiales.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *