Un sujeto comenzó a vociferar y llamó la atención de los vecinos, quienes fueron testigos del brutal ataque. Pese a que uno de ellos le disparó en una pierna, el agresor apuñaló a la criatura, que falleció en el hospital.

Según medios locales y la policía, que recogieron declaraciones de los testigos, el sujeto gritó «Jesús viene» antes de aplicarle la puñalada a su propio hijo ante la aterrada mirada de los vecinos.

Uno de los copropietarios de la residencia Oak Forest Apartements le disparó tres veces al agresor y una de las balas le dio en una pierna. Sin embargo, no evitó que el sujeto hiriera de muerte al menor.

El asesino fue arrestado por la policía, tal como se aprecia en un video filmado por un vecino, y llevado a un hospital para tratar la herida de bala.

El vecino que disparó su arma no enfrentará cargos criminales, de acuerdo con las autoridades. El bebé, en tanto, llegó malherido al hospital y falleció al poco tiempo.La mamá de la víctima estaba trabajando cuando ocurrió el crimen. No se registraban antecedentes de violencia familiar ni infantil. Los cargos contra el padre no fueron informados aún.

Mirá También:  SE TRABAJA PARA QUE LOS DOCENTES Y ALUMNOS REALICEN SUS TAREAS DE LA MEJOR FORMA

El capitán de la Policía de Lewisville, Jesse Hunter, reconoció que el hecho fue «probablemente el peor» que vio en sus 20 años de carrera en el servicio de seguridad pública.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *