INMIGRANTES DELIBERATIVOS

Las distintas comunidades de inmigrantes se fueron integrando a la comunidad de Chascomús en un grado altamente satisfactorio y su resultado fue muy valioso para el pueblo y el desarrollo de sus actividades que fueron varias: en el campo con sus estancias de ovinos, especialidad de escoceses e irlandeses, en los tambos con las explotaciones lácteas los vascos fueron artífices de una verdadera riqueza zonal que dio salida laboral a gran cantidad de peones criollos, lo mismo sucedió en las estancias donde se ocuparon de conchabar a peones, domadores alambradotes, reseros, etc.

Todas se incorporaban a esas actividades y formaron una gran campaña en la zona a los que se agregaron las quintas y granjas especialidad de españoles e italianos en especial con destino a Buenos Aires que diariamente recibía los productos de la zona.

Como especialidad de los italianos la pesca de las lagunas floreció muy bien, según registros del ferrocarril que desde la estación Monasterio se remitieron durante el año 1904, 193.315 kilos de pescado, desde Lezama 42.650 kilos y desde Chascomús 35.000.

Los oficios fueron una fuente variada de servicios a la comunidad, desde joyeros, hojalateros, ferreteros, fotografía, también grandes tiendas de artículos generales por sus dueños de raigambre española, e italiana más las tiendas de moda de los franceses. Se agregaron confituras francesas de muy buen gusto a los pasteles de los criollos.

Las diversas colectividades incorporaron también sus diversiones y festejos en espacial los cívicos por lo que nuevas fechas se incorporaron a las nuestras, muy en especial la francesa del 14 de junio que era toda una festividad para todos los amigos del pueblo.

Mirá También:  Rosario: un hombre persiguió a dos motochorros y los mató

Las reuniones de los concejales llegaron a verse asistidas por algunos inmigrantes muy decididos a mejorar la calidad de vida las suyas y las de vecinos por lo que comenzaron a elevar ideas que mejoraran su forma de convivir ciudadana hasta nombraron un cónsul por cada colectividad para asesora y opinar, sin voto, las resoluciones municipales .
En nota posterior mencionaremos a esos buenos amigos inmigrantes.

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario