LA HISTORIA DE LA PRENSA ESCRITA

La historia de la prensa escrita está profundamente ligada a la llegada del ferrocarril y el aporte de los inmigrantes ilustrados que llegaron a Chascomús a partir de la década del 70.
Y decimos ilustrados porque ya vimos como para conservar sus costumbres y lenguaje abrieron y fundaron academias y colegios como vimos hace siete días.
El ferrocarril con la llegada diaria de los diarios y revistas de Buenos Aires despertó en los vecinos del pueblo-ciudad la idea de tener medios de comunicación propios, así comenzaron a salir publicaciones más bien del tipo jocosas y festivas, diríamos chismosas.
Pero los diarios o periódicos pusieron orden y se anotaron de esta forma:

“EL PROGRESO DE CHASCOMUS”, diario desde 1870 hasta 1873. Director: Monfort.
“EL CONDOR” diario de 8-12-1872 hasta marzo de 1873. Director: Presbítero Angel Mossi.
“LA UNIÓN DEL SUR”, septiembre de 1872. Directores Mariano Astayeta y Gabino San Martín. Temas rurales, órgano de la logia masónica local.
“LA CAMPANA”, – 1873, Directores Novara y Antonio Terieroa.
“LA REFORMA”, Agosto 1873 hasta 5-7-1874. Director: Justo López.

Si la década del 70 había causado sensación entre los vecinos de Chascomus, la siguiente del 1880 también los entusiasmó. Las publicaciones siguieron naciendo y viendo la luz.
A partir se entender que leer es crecer y si los medios nos informan también tendremos la posibilidad que la educación y el progreso sean más accesible a todos.

Las publicaciones siguientes fueron
“EL LIBRE DEL SUD”, julio 1882.- trisemanrio del Director Mariano Reyna.
“EL NEGRO MATÍAS”, nace el 11-10-1895 – destinado el bello sexo.
“EL PUEBLO”, de 1887, Directores Alejandro Pittaluga y Federico Chaves.
“EL ARGENTINO”, el 3 de agosto de 1887.
Aparece como trisemanario, a los tres años se edita como diario matutino con formato tabloide al estilo de los diarios porteños como La Nación y La Prensa.
Es uno de los tres diarios más antiguos del país que en la actualidad se siguen editando, conservando su línea de conducta periodística. El apellido Cuence no puede ser separado de su larga historia y por varias generaciones son sus propietarios-directores.

Mirá También:  "El Gobierno no cumple la ley de emergencia alimentaria"

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *