LAS COLECTIVIDADES DE LOS INMIGRANTES

El pronto acceso ferroviario y un campo que llamaba a su explotación fomentaron la llegada de una cantidad importante de extranjeros, se llegó a denominar a Chascomús como “el paraíso de las colectividades extranjeras”.
Para el pueblo resultó un pilar fundamental en su desarrollo, eran hombres que tenían acceso a la ciudad que más se adentraba en las pampas que era lo que venían a buscar, había granjeros, chacareros, peones, zanjeros, etc., también profesores de música, albañiles y además dirigentes políticos obreros que aportaron todos los conocimientos traidos de una Europa castigada socialmente. Aquí encontraron un lugar fértil para desarrollar todas sus inquietudes y valores, muy pronto incorporaron a las costumbres lugareñas, las instituciones de su país de origen, los españoles crearon su Sociedad Española de Socorros Mutuos, los italianos la Sociedad Unión Italiana de Socorros Mutuos, los ingleses y escoceses se dedicaron más a las tareas rurales y se agruparon en la creación de un cementerio que aún hoy los agrupa, además de fundar escuelas y academias de su lenguaje en busca de cuidar sus costumbres, los franceses además de su Sociedad Unión et Patrie de socorros Mutuos se destacaron en el rubro hotelería, restaurant y modas.

Todas sus experiencias allende de los mares, establecieron nuevas formas de convivencia y diversiones, bandas de música, kermeses, romerías, ferias vascas, juegos florales, reuniones hípicas y los pic-nic al aire libre. Fundaron colegios y academias preservando su idioma y costumbres de origen, nuevas formas religiosas para sus creencias con templos religiosos y un cementerio propio el 16 de enero de 1878: los irlandeses inauguraron el Cementerio de San Andrés, era conocido como el cementerio de los disidentes, todo se aceleró por la necesidad de lugar para los difuntos provocados por las pestes de esos tiempos, cólera y fiebre amarilla, se necesitó habilitar un nuevo cementerio, el viejo frente a la laguna quedó chico, -actual calle Lamadrid y la costanera de la laguna- se trasladó a tres kilómetros más allá por las vías del ferrocarril, en su actual lugar frente a la autopista y las vías. Con las inundaciones posteriores algunas veces los entierros debieron hacerse agregando un furgón fúnebre a los cortes de vagones de los tres que pasaban.

Mirá También:  Erupción de volcán chileno encendió las alarmas en Mendoza

Las colectividades extranjeras comenzaron a figurar en todas las instituciones de importancia, llegaron a tener influencias decisivas entre las autoridades de esa época, se nombraba entre ellos un cónsul que los representaba ante las autoridades municipales, por las informaciones de los diarios de época, sus puntos de vista fueron escuchados y mucho ayudaron al progreso de Chascomús.
HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *