Desde el miércoles, renovar el Documento Nacional de Identidad costará 300 pesos, un 200 por ciento más que el valor que figura actualmente en la página del Ministerio del Interior. El ajuste representa un incremento de 400 por ciento con respecto a comienzos de año cuando el trámite se podía hacer por 60 pesos. El pasaporte, por su parte, pasará a costar 1.500 pesos un 58 por ciento más, siendo la suba acumulada en el año de 173 por ciento. Estos desembolsos son el precio básico y no contemplan el adicional que se paga cuando se pide entrega exprés del documento tramitado.

Desde el Registro Nacional de las Personas (Renaper) aclararon que quienes no puedan pagar quedarán exentos del pago “al igual que los documentos tramitados en los más de 25 operativos diarios del programa El Estado en tu Barrio y los ejemplares de los recién nacidos o personas que lo gestionan por primera vez”, según se indica en un comunicado del organismo público.

Mirá También:  Randazzo y Domínguez desafiaron a Cristina con una charla de café

Según el área, que depende del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, “en Argentina el 98 por ciento de los ciudadanos ya cuentan con su DNI Digital, el cual tiene una vigencia de 15 años, ahora el foco esta puesto en la población que aún no ha podido acceder a su documento”. El comunicado también detalla que más del 60 por ciento de los documentos que se tramitan son por “renovación, pérdida, o cambio de domicilio”.

Respecto del Pasaporte, se aclaró que “el Estado dejará de subsidiar, de esta manera, la totalidad de su producción y envío, a la vez que se está invirtiendo en nueva tecnología para la producción de un nuevo ejemplar que nos permitirá seguir estando a la vanguardia en cuanto a documentos de viaje”. El comunicado asegura que el pasaporte argentino seguirá teniendo una validez de 10 años.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *