El último caso de sarampión endémico se había registrado en el año 2000. El Ministerio de Salud emitió una nueva alerta sanitaria y pidió intensificar la vigilancia epidemiológica en la ciudad y provincia de Buenos Aires.

El Ministerio de Salud confirmó que un bebé de 10 meses es el tercer caso de sarampión autóctono entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires en lo que va del mes y el cuarto durante 2018. A los casos de un nene de cinco meses y una nena de seis meses conocidos la semana pasada, se sumó ahora el bebé de 10 meses que reside en la localidad bonaerense de Quilmes.

Este rebrote de la enfermedad pone en alerta a las autoridades sanitarias, ya que el último caso de sarampión endémico se había registrado en el año 2000. En marzo de este año se confirmó el primer caso, en una niña de 8 meses.

El último caso «fue detectado en la investigación epidemiológica de los dos primeros casos, iniciando síntomas a fines de junio», informó la cartera que conduce Adolfo Rubinstein.

«Los tres casos presentaron clínica compatible (fiebre, exantema, tos y conjuntivitis) y fueron confirmados por serología (IgM positiva en suero) y detección de genoma viral por PCR», indica el último boletín epidemológico que difundió el Gobierno.

Mirá También:  Pibita es más inteligente que Einstein

En todos se identificó el mismo genotipo y linaje: D8 Hulu Langat, indicaron las autoridades sanitarias que remarcaron «los tres niños evolucionaron favorablemente».  Además, destacaron que «continúan las acciones de control de foco en las áreas correspondientes y se encuentra en desarrollo la investigación para determinar la fuente de infección».

Según trascendió, tras una reunión con la comisión de expertos en sarampión que convocó el Ministerio de Salud se decidió lanzar una nueva alerta sanitaria e intensificar la vigilancia epidemiológica de la enfermedad ante la detección de los casos en ambas jurisdicciones.

«Es importante recordar que el sarampión es muy contagioso. Contagia cuatro días antes y cuatro días después del comienzo de la erupción. Por lo cual cuando una familia consulta a un hospital o centro de salud hay que armar mecanismos para que no tengan largas horas de espera en una guardia sino que rápidamente se lo pueda etiquetar, colocar barbijo y sean atendidos en un lugar separado en función de cada institución», indicó a través de un comunicado Ángela Gentile, que preside la Comisión Nacional para la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita en el país.

Durante la reunión, la comisión de expertos le entregó nuevas recomendaciones al ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, y a sus pares de la Ciudad, Ana Bou Pérez, y de la Provincia, Andrés Scarsi.

Incluyen:

  • Fortalecer la vigilancia epidemiológica.
  • Intensificar las acciones de vacunación.
  • Establecer un mecanismo de rápida clasificación (de los pacientes de acuerdo con los síntomas sospechosos) en las guardias de los hospitales y los centros de salud privado de la ciudad y provincia de Buenos Aires.
  • Mantener el inicio de la campaña de refuerzo de la vacunación contra el sarampión y la rubéola para octubre próximo
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *