Jóvenes con tenedor y bandeja en mano se prendieron a la propuesta del centro estudiantil de hacer visible los reclamos hasta ahora sin respuesta del rector Floriani: más aulas, comedor universitario y cargos docentes en sedes de extensión fuera de Rosario.

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas organizaron ayer al mediodía una raviolada masiva en esa casa de altos estudios, como forma de hacer visible sus reclamos hasta ahora sin eco en el gobierno de la UNR. Ollas humeantes y el aroma del tuco envolvieron la zona de Oroño y 3 de Febrero, con jóvenes aquí y allá que, tenedor y bandeja en mano, se prendieron a la propuesta del centro estudiantil: más aulas, un comedor universitario y creación de cargos docentes en las sedes de extensión fuera de Rosario.

A la par del despacho de ravioles, la postal que fundamentó el reclamo estuvo en el hall central de la Facultad, abarrotado de estudiantes del primer año en una clase de Matemática I, ante la falta de aulas.

El presidente del Centro de Estudiantes, Guido Borra, contó: «Nos enteramos por las redes sociales que el rector Héctor Floriani hizo un acuerdo con la decana Adriana Racca para sumar más oficinas, cuando acá se necesitan más aulas de cursado, que son la prioridad».

Mirá También:  Este miércoles, el veredicto por el asesinato del comunero Javier Chocobar

La facultad quedó chica para un padrón actual de 10.000 alumnos inscriptos, y otros 2 mil en las cinco sedes de extensión. Sus estudiantes afirman que tiene pocas aulas grandes, y que las más chicas quedan saturadas, con alumnos que ni siquiera pueden ingresar ni seguir la clase. «En el verano pasado se llegó a un extremo tal que un chico se desmayó en un examen», recordó Borra. El planteo estudiantil estuvo respaldado por el presidente de la Federación Universitaria Rosario -y estudiante de esa facultad-, Mauricio Velozo.

La creación de la Licenciatura en Turismo agravó la escasa disponibilidad de espacios de cursado. «Esa carrera se cursa en cuatro facultades, y los compañeros deben correr de una a otra, entre Arquitectura, Ciencia Política, Psicología y Económicas, y acá se cursa en el Salón de Usos Múltiples, que no es un aula», señaló el dirigente estudiantil.

Por otra parte, la actividad puso de relieve otra lucha estudiantil que no es nueva: el comedor universitario en esa facultad. «Hay un bar concesionado sin muchos beneficios para los estudiantes», diferenció Borra. «Hace poco supimos que Ingeniería tendrá un comedor, pero nos sigue quedando lejos para ir y acá hay espacio para construir un comedor. Por la cantidad de estudiantes que somos, es una necesidad. Con una ampliación en el espacio del bar se podría subsanar», propuso.

En otro orden de cosas, la movida estudiantil expuso la situación de las cinco sedes de Económicas de la UNR, en las que cursan unas dos mil personas. En Casilda, Cañada de Gómez, Venado Tuerto, San Nicolás y Marcos Juárez, los estudiantes pagan un arancel para cursar la carrera de Contador, pese a que se trata de la universidad pública. Ese dinero se usa para sostener cada sede académica y pagar los haberes de los docentes. Aunque no es la única facultad que posee ese sistema de cursado arancelado, el centro de estudiantes presentó el año pasado un proyecto al Consejo Superior de la UNR para que los salarios docentes sea costeados desde el presupuesto universitario y no del bolsillo de los alumnos.

Mirá También:  En agosto hubo 6.233 despidos, principalmente en industrias

«En Marcos Juárez los alumnos pagan 2.800 pesos para estudiar, y cuentan con menor disponibilidad horaria. Los docentes cobran sueldos como empleados de una asociación cooperadora, no son cargos docentes de la Universidad, y la cuota va aumentando para ajustar los sueldos de los docentes. En consecuencia la cantidad de alumnos se va reduciendo», reveló Borra con preocupación. «La propuesta que llevamos -agregó- es que los reconozcan como docentes, que el Estado Nacional se encargue de los salarios, y los alumnos no paguen por cursar una carrera pública».

Como contexto, la raviolada incluyó la protesta a los recortes del gobierno nacional a la educación pública. «No cumple con la ley de financiamiento educativo y no llama a paritarias docentes, y además recortó 3.000 millones de pesos en abril y declaró el cese de obras de infraestructura en las universidades nacionales», concluyó Borra.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *