“Frozen Sex”, una serie de pinturas y dibujos de órganos sexuales retratados con una estética pop, que Marta Minujín realizó en 1973 durante una estadía en Washington y que a fines de ese año se exhibieron en una galería de Buenos Aires -donde debieron ser descolgados a las tres horas de la inauguración, por la censura de la policía-, vuelve a mostrarse por primera vez, luego de 45 años, en la galería Henrique Faría.

“A fines de los 60 todo el mundo hacía el amor con todo el mundo y la gente tomaba el sexo como una diversión pero después, con la amenaza del sida, se hablaba de peste rosa, de manera muy underground, y de pronto ya nadie se quería besar ni tocarse por miedo a morirse. En ese contexto terrorífico pensé que había que dignificar los órganos sexuales, por eso me dediqué a pintarlos como si fueran retratos o naturalezas muertas”, relata y agrega que realizó la serie muy influenciada por la lectura de “El erotismo” de Georges Bataille.

Mirá También:  Asamblea del Suteba La Matanza vota marchar con PepsiCo y exigir paro nacional

“Quise retratar los órganos sexuales como si fuesen mágicos, dignificarlos, como una naturaleza muerta, como ‘La Gioconda’ de Leonardo Da Vinci, y después cuando los tuve todos juntos pensé en un erotismo, como si hubiesen sido creados con un metalenguaje, subterráneo”, insiste la artista de implacable y simpática presencia, mientras se pasea por la galería. Y desliza: “Muy poca gente se atreve a tenerlos en el living de su casa”.

La muestra “Marta Minujín: Frozen Sex” se podrá visitar hasta el 4 de julio en la galería Henrique Faria Buenos Aires, Libertad 1630, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de lunes a viernes de 11.30 a 19 con entrada gratuita.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *