El Presidente convocó a un grupo reducido de ejecutivos para llevarles tranquilidad en medio de la devaluación. Para el Gobierno, la turbulencia “será historia en unos días”.

Sereno, y hasta permitiéndose alguna broma con el bicampeonato que ganó Boca Juniors, el presidente Mauricio Macri reunió ayer a un grupo de empresarios para transmitir un mensaje: que la decisión de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de financiamiento tiene como objetivo que se afecte “lo menos posible” el nivel de actividad económica en medio de la devaluación del peso.

Todo se empezó a gestar el jueves por la noche, cuando desde el Ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera se comunicaron con Luis Betnaza, de Techint, Cristiano Rattazzi, de Fiat, Eduardo Eurnekian, de la Corporación América y vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio, Eduardo Elsztain, del gigante de los shoppings IRSA, Miguel Acevedo, representante de Aceitera General Deheza y titular de la Unión Industrial Argentina, el supermercadista Coto, Martín Migoya, de la empresa de software Globant, con Amancio Oneto, de Molinos y con Gerardo Díaz Beltrán, de la Confederación de la Mediana Empresa. El mensaje que les llegó era que el jefe de Estado quería verlos en la Quinta de Olivos para llevarles tranquilidad en medio de las turbulencias financieras que han llevado el dólar de $ 20,50 a rozar los $ 24 ayer en la City porteña.

Mirá También:  INFORMACIÓN PARA LA POBLACIÓN SOBRE BRUCELOSIS

Calma. El corazón del discurso de Macri, que los recibió junto al propio Cabrera, fue reconocer que seguramente habrá algún impacto en la actividad económica producto de un mayor ajuste en la economía por la devaluación en curso, pero con una promesa: que en la Casa Rosada esperan que el enfriamiento se pueda empezar a revertir desde el último trimestre de este año. Las consultoras privadas están corrigiendo a la baja las proyecciones de crecimiento para este año y para 2019, pero en el Gobierno están confiados de que se trata de un shock pasajero que no cambiará el rumbo. “Ellos sintieron que de esta manera podían generar un estadio para calmar a los mercados y conseguir así que el nivel de actividad no se resienta tanto por la volatilidad”, contó Betnaza, del holding siderúrgico y petrolero Techint al término del encuentro.

En general, los ejecutivos mostraron apoyo. “La economía muestra una buena y positiva situación, por lo que ratificamos las medidas que está implementando al presente el gobierno nacional”, señaló Eurnekian, dueño de una firma que administra casi todos los aeropuertos del país. “Macri dijo que era muy probable que esto va a explicar alguna décima menos de crecimiento, pero que esperan que se pueda retomar a fin de año”, añadió Betnaza.

Cabrera, en tanto, resaltó en conferencia de prensa que van “siete trimestres de crecimiento.

Cabrera: “No controlamos los precios”

“No hablamos de precios”, sorprendió el ministro de Producción, Francisco Cabrera al brindar una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos sobre la reunión del presidente de la Nación con un grupo de empresarios.

Mirá También:  Cómo funcionan el bitcoin y el nuevo petro venezolano

En medio de la disparada del dólar, que pasó en tres semanas de $ 20,50 a casi $ 24 ayer, donde todas las consultoras privadas revisan al alza sus cálculos de inflación, el titular de la cartera productiva afirmó: “No ha habido todavía cambio de precios”. Y agregó: “No es nuestra política hacer controles de precios porque ha fracasado en los últimos 4 mil años, sí queremos competencia y defensa del competidor”.

Cabrera explicó la crisis cambiaria como un “problema de liquidez” de la economía, pero no de “solvencia” del país, al tiempo que subrayó que están viviendo esta turbulencia como “un problema de la coyuntura que en unos días va a ser historia”. El ministro sonrió, saludó y se fue.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *