El 11 de mayo de 1813, la Asamblea del Año XIII aprobó utilizar como Himno Nacional la canción patriótica compuesta con versos de Vicente López y Planes y música de Blas Parera.

Pero recién el 30 de marzo de 1900 se sancionó un decreto para que en las festividades oficiales y en las escuelas se canten la primera y última cuarteta, con el coro.

Originalmente la canción fue denominada “Marcha patriótica”, luego “Canción patriótica nacional”, y posteriormente “Canción patriótica”. En 1847 una publicación la denominó “Himno Nacional Argentino”, nombre que conserva hasta hoy.

Después de ser aprobado, el himno fue interpretado por primera vez de manera pública en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson y fue ella quien entonó los primeros acordes.

El 24 de abril de 1944 el decreto 10.302 puso fin a las disputas acerca de sus versos, ritmo y armonía, y quedó establecida la letra oficial tal como se la conoce hoy. Desde entonces, el Himno Nacional acompaña la historia de la Argentina y, a la vez, ayuda a representarla. Hoy suena en las escuelas, las fiestas patrias, actos públicos y eventos culturales y deportivos, como el canto de una Nación que consagra la libertad.

Deja un comentario
Mirá También:  EE.UU. activa una enorme operación militar para sacar a Puerto Rico del caos

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *