GALERAS Y DILIGENCIAS

La Organización Nacional sucedida a posterioridad de la batalla de Caseros representó para el país un verdadero progreso en cada una de las formas de vivir, de convivir, de gobernar, etc.

Un Asamblea Legislativa dictó la Constitución Nacional que hasta hoy con variantes, rige los destinos de los ciudadanos de la Nación. Dijimos que una de las leyes más bienvenidas fueron las comunicaciones de caminos, postas y tráfico de galeras y diligencias y para nuestra ciudad de Chascomús significó un paso fundamental en sus relaciones con la metrópolis y pueblos vecinos. El mejoramiento de los caminos y mayor seguridad en la campaña dio como frutos la creación de empresas de galeras y diligencias que comenzaron a prestar servicios muy precarios, salvo las viejas carretas y algún carro de 4 ruedas con parroquianos audaces.

Fue así como para el año 1857 un ciudadano, con mucha imaginación y empeño, solicita permiso para establecer una línea de galeras y diligencias hacia el sur del país y también hacia el norte, es autorizado y para 1859 la ciudad de Chascomús recibe la primera visita de sus galeras que en sucesivos días van llegando al pueblo creando una verdadera conexión con Buenos Aires. Salía y tomaba pasajeros y encomiendas en el Hotel del Vasco Oribe en la Plaza Monserrat, y por el camino del Sur llegaba a Lomas de Zamora desde donde se encaminaba hacia el sur por el Camino Real. La empresa de Luis Moreno tuvo galeras con varios nombres: en 1857 Diligencia a la Brava y el Moro, en 1863, Españoles y Americanas de Cordobilla, 1863 Nuevas Peninsulares, del 63 al 65 Las Generales del Sud y varios nombres más como Unión del Sur, Brisas del Sur, La Unica Vascongada, La Media Luna en 1876.

Mirá También:  Nuevas idas y vueltas con Odebrecht

De acá seguía a Dolores después de pasar por las postas de De Izurieta,-Laguna del Burro-Manantiales, Casa Lacombe, estancia del Sr. Castro, dirigiendo su rumbo según las alturas del Salado, por el paso del Venado o el paso de Dn. Felipe Botet, las siguientes postas eran El Polvorín de Martín Alzaga, La Figura de Dn. Víctor Tayllade, seguía estancia de Sevigné y Faustino Medina. Hasta Chascomús y Dolores tenía frecuencias mensuales con un total de 15 al mes. Desde Dolores hacia el sur tenía un rumbo principal que era su llegada a la Laguna la Brava llegando en 1859, de allí seguía hasta Laguna de los Padres y la Ballenera que llega en 1863. Tuvo en años después su llegada a Mar del Plata. El otro camino elegido fue el rumbo hacia Ayacucho en 1863, y luego Tandil en 1866, Juárez en 1874 y Tres Arroyos y Bahía Blanca en 1874 también hay que valorar estas aventuras de atender pueblos del interior como Rauh, 1866, Azul en 1879, Necochea y Quequén en 1865 y muchos pueblos intermedios con postas seguras que 2 ó 3 veces por mes llegaban pasajeros y encomiendas.

Una verdadera epopeya de andar caminos en los que los pueblos originarios no aceptaban perder, su coraje y audacia lo hacen merecedor de un gran reconocimiento nacional a todas esas galeras y en especial de don Luis Moreno su dueño.

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *