La magnitud del siniestro devoró varias casas cercanas y se quemaron 30 colectivos de la Línea 720, estacionados en las inmediaciones.

Una fábrica de perfumes y otros productos altamente inflamables explotó esta noche en Talar de Pacheco, provocando un impresionante incendio que destruyó varias casas vecinas y hasta una playa de estacionamiento de colectivos de la Línea 720, con 30 unidades destruidas. Los vecinos de la zona de las calles Güemes y 25 de Mayo, de Talar de Pacheco, comenzaron a escuchar explosiones cerca de las 19,30, y lo que parecieron ruidos ocasionales se transformaron rápidamente en una escena dantesca, con una fábrica de perfumes de las cercanías convertida en un infierno, y con decenas de explosiones a medida que el fuego se iba extendiendo a materiales inflamables almacenados en el lugar.

incendio talar pacheco 20180313
La imagen de las llamas de fondo, a varias cuadras, en la zona de Talar de Pacheco.

 

La escena derivó en columnas de fuego que se elevaron a decenas de metros de altura, con el humo que inundaba la zona en varias cuadras a la redonda, y entre los vecinos se producían gritos e incertidumbre, ya que quedarse en el lugar representaba un peligro latente, pero tampoco querían dejar sus bienes ante un incendio que estaba fuera de control.

Mirá También:  Afirman que la cantidad de público y ventas “superó la expectativas”

incendio talar pacheco 20180313

El operativo de bomberos que se montó fue gigantesco, con bomberos que en primera instancia llegaron del cercano cuartel de Talar de Pacheco, pero luego se fueron sumando en apoyo dotaciones de Tigre, Malvinas Argentinas, Moreno, Vicente López y San Isidro. También trabajaba allí personal de Defensa Civil, del Servicio de Emergencias de Tigre, mientras las sirenas de patrulleros y las numerosas ambulancias convertían a la zona de Guemes en 25 de Mayo en una postal casi cinematográfica. Esta medianoche los bomberos consideraban que el foco central del siniestro estaba ya circunscripto, pero se seguían viendo desde lejos las impactantes llamas extendiéndose unos cuantos metros de altura, mientras la cercana playa de estacionamiento de la línea 720 ofrecía un panorama desolador, con 30 unidades calcinadas y otras cuantas con severos daños, lo que implicaba una pérdida varias veces millonaria.  “Se escucharon las explosiones y la gente empezó a gritar, esta es una zona de casas bajas, hay algunas fábricas, como aserraderos, pero no es una zona de fábricas, es más residencial”, dijo un vecino identificado como Brain al canal TN. No había todavía reportes de heridos, mientras se aguardaba un informe oficial del jefe de Bomberos sobre si había personal trabajando en la fábrica al momento del incendio, y la suerte corrida por los moradores de las viviendas cercanas que resultaron destruidas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *