Con el cuento que da nombre al libro la autora recrea la historia de un hombre que cumple con la última voluntad de su esposa de arrojar las cenizas al río; en “Los Osorio” un grupo de hermanos ve cómo la suerte que siempre los ha acompañado se ve amenazada de una manera insólita y siniestra; en “Certeza de lo inmóvil” un hombre perturbado por el movimiento de las cosas se vuelve un peligro para sí mismo y para terceros; en “Gardenias” el relato se desborda con la historia de una hija que recuerda y asume conductas de una madre que nunca la escuchó y solo la obsesionó con las comidas.

El libro, editado por Tusquets, reúne diez cuentos de esta autora nacida en Rosario en 1967, que a los dos años emigró con su familia a Brasil, donde ingresó a un colegio francés, en el que solo se hablaba ese idioma.

Mirá También:  El juez Llermanos, ordenó el traslado de Milagro Sala al penal de Alto Comedero

– Télam: La muerte es una constante en muchos de los cuentos.
– Mariana Travacio:
En este libro quería abordar la muerte como las formas de la ausencia, las consecuencias de las ausencias como esa inermidad última. En algún punto escribimos porque tenemos una conciencia de finitud que nos marca el deseo. Me parece que la muerte es un borde, es un límite, y creo que en la escritura todo el tiempo está ese límite de aquello que podemos decir y de lo que no.  

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *