El aberrante suceso tuvo lugar en Nueva Delhi, India. La joven, de 25 años, fue rociada con el compuesto por su marido mientras dormía.

Farah Biwi, de 25 años, sobrevivió al ataque pero continúa internada en un centro médico de Morabadad, a 167 kilómetros de Nueva Delhi. La familia de la mujer explicó que el ataque se produjo porque el marido de la joven deseaba tener un varón.

La presión que tuvo que soportar Biwi hasta llegar a este punto fue descomunal no sólo de parte de su marido, sino también de sus suegros. El hombre también se quejaba de la falta de dote de su esposa, informó el sitio The Sun.

“Después del nacimiento de mi primera hija, mis suegros me empezaron a atacar como si yo hubiese tenido una mujer a propósito”, expresó Farah, quien llevaba ocho años casada con Siraj Biwi, de 32 años.

Mirá También:  Carrió le escribió una carta a Vidal y le dio "las pruebas" para echar a su jefe de Policía

“Por presión de su familia, mi marido le pedía a mis padres más dinero y ellos se lo daban. Yo trataba de vivir con la dosis diaria de tortura por el bienestar de mis hijas. Si dejo al hombre, ¿quién va a mantenerme a mí y a mis hijas?”, explicó la joven.

Los casos de violencia de género en India tienen cada vez más cobertura mediática como parte de una conscientización mayor del público sobre la necesidad de proteger y acoger a las víctimas (en su mayoría mujeres) y sus hijos.

“Nunca pensé que iba a llegar al punto de tirarme ácido. No se lo voy a perdonar nunca”, sentenció Farah.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *