El procedimiento comenzó la semana pasada y se analizan libros contables y balances de las obras sociales. Entre los sindicatos en la mira se encuentra Camioneros

La Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que conduce Mirta Petrocini, fue el primero de los gremios que recibió una auditoría por parte del Ministerio de Trabajo. El objetivo de la cartera, que inició los procedimientos la semana pasada, es recopilar información sobre libros contables y balances de la obra social, algo que tiene lugar en el contexto del duro enfrentamiento entre el presidente Mauricio Macri con diversos sectores del sindicalismo.

La idea del Ejecutivo apunta a los gremios que todavía no presentaron la información requerida por el ministerio que conduce Jorge Triaca, entre los que se encuentra Camioneros, justo en la previa de la marcha convocada para el próximo 21 de febrero por Hugo Moyano. Según informaron desde el Gobierno, los procedimientos son realizados por inspectores, dos contadores y un jefe de sector por cuadrilla, a cargo de la dirección nacional de Asociaciones Sindicales.

Mirá También:  Gloria Casañas, la autora romántica que escribe para reivindicar el espíritu navideño

“Los gremios que reciben inspecciones son aquellos que incumplieron con alguna presentación de libros o memorias y balances en los últimos años en las obras sociales”, graficó la misma fuente. Según la Ley de Asociaciones Sindicales, el incumplimiento contempla desde sanciones económicas hasta la suspensión y la pérdida de la personería jurídica.

Luis Barrionuevo no participaría de la movilización convocada por Moyano (NA)

Luis Barrionuevo no participaría de la movilización convocada por Moyano (NA) 

Además de las auditorías, el Gobierno busca impulsar la ley de Ética Pública que dispone, en su artículo 73, que “quienes integren los cuerpos colegiados que dirijan y administren las obras sociales, serán sujetos obligados a presentar Declaración Jurada Patrimonial y de Intereses.

Más allá de estos controles, el secretario general de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó en las últimas horas que la marcha prevista para el 21 de febrero será “multitudinaria”, a pesar que muchos dirigentes gremiales anunciaron que no participarán de la medida de fuerza, entre los que se encuentran el referente de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, y el triunviro de la CGT Carlos Acuña.

“El 21 miles de trabajadores vamos a decirle al gobierno ‘basta de ponerle techo a las paritarias, basta de despidos, de seguir perjudicando a los jubilados, de impuesto a las ganancias’ y ojalá de una vez por todas entiendan que no se puede seguir gobernando para un solo sector que son los que más han ganado”, indicó Moyano.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *