Los hermanos Christian y Martín Lanatta, y Víctor Schillaci, condenados a prisión perpetua por el denominado “triple crimen de General Rodríguez”, enfrentarán una nueva causa.

Los condenados a perpetua por el “triple crimen de General Rodríguez”, serán juzgados en Santa Fe por los delitos que consumaron hace dos años en esa provincia -donde fueron recapturados- tras fugarse del Penal de General Alvear, en diciembre del 2015. El fiscal santafesino Estanislao Giavedoni ya adelantó que por estos delitos pedirá 15 años de prisión para los involucrados. El 7 de marzo próximo se realizará la audiencia preliminar.

Los hermanos Lanatta y Schillaci habían sido condenados el 20 de diciembre de 2012 a prisión perpetua al ser hallados culpables por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de Mercedes por los asesinaros a balazos de los empresarios Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, cuyos cadáveres fueron hallados, en agosto de 2008, en General Rodríguez, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Mirá También:  CAPACITACIÓN SOBRE BARRERAS FORESTALES DE USOS MÚLTIPLES

Sin embargo, los malvivientes huyeron en 27 de diciembre de 2015 del penal de máxima seguridad de General Alvear en un Fiat 128. Posteriormente, fugaron hacia la provincia de Santa Fe, donde el 7 de enero de 2016 se cree que mantuvieron un tiroteo e hirieron a 2 gendarmes.

Terrible seguidilla

Los imputados serán juzgados por el secuestro del ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso, que fue reducido mientras se desplazaba en una camioneta VW Amarok blanca rumbo a Córdoba.

En tanto, según la investigación, los evadidos robaron el vehículo del damnificado, que fue plotteada con letras y franjas verdes para simular que se trataba de un móvil de Gendarmería Nacional y con la que, en plena fuga, volcaron el 9 de enero en proximidades de la localidad santafesina de Cayastá, donde Martín Lanatta culminó apresado.

Otro de los delitos por el que los hampones serán juzgados será el de privación ilegítima de la libertad y robo calificado en perjuicio del productor agropecuario Héctor Ferreira, que ocurrió durante la madrugada del 9 de enero de 2016 en Campo del Medio.

Cristian Lanatta y Schillaci también están imputados por el delito de privación ilegítima de la libertad de Franco Martín, quien fue tomado de rehén minutos antes de que los miembros de la policía santafesina lograran detenerlos, el 11 de enero de 2016, en un predio de Cayastá.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *