Pese a las señales de acercamiento, las divisiones en el radicalismo porteño dejaron fuera del bloque oficialista al economista que integrará un espacio aparte.

Finalmente, la interna entre la UCR porteña y Elisa Carrió dinamitó la posibilidad de que Martín Lousteau, junto a la radical Carla Carrizo, engrosen el interbloque oficialista, por lo que el exembajador en Estados Unidos liderará un bloque propio.

La bancada, que se constituirá formalmente mañana cuando los diputados electos juren en el recinto de la Cámara baja, se denominaría “Evolución Radical” y estará asociada en un interbloque socialdemócrata junto al mendocino José Luis Ramón, del partido Intransigente.

De esta manera, Lousteau despejó las especulaciones que lo vinculaban a Cambiemos, aunque se presume que el bloque que liderará actuará en sintonía con el oficialismo. Sin ir más lejos, el economista se afilió este martes a la UCR.

Mirá También:  Irak declara la derrota del califato del Estado Islámico a tres años de su creación

“Estoy convencido, como reza la Constitución Nacional, de que los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático. Y considero que la modernización de los mismos en términos de su interpretación del mundo y de nuestro país, así también como su manera de interactuar con la ciudadanía es una tarea imprescindible”, expresó Lousteau desde las redes sociales.

Y argumentó que “por estas razones, decidí hace un tiempo mi afiliación a la UCR, la cual acabo de cumplimentar en el día de hoy. Lo hago con el orgullo de sumarme a una historia cuyos valores y principios fundacionales merecen estar hoy más vigentes que nunca”.

La guerra abierta con Carrió, quien vetó a Lousteau luego del acuerdo alcanzado en el radicalismo porteño a través de Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici para la renovación de autoridades, fue determinante para torpedear la posibilidad de que el economista se sume al elenco parlamentario de Cambiemos.

El mensaje completo de Lousteau:

La elección de octubre pasado fue la tercera consecutiva (2013-2015-2017) en la que asumí la responsabilidad de encabezar una alianza de la cual la Unión Cívica Radical fue parte fundamental.

En 2016, también la UCR de la Capital Federal me honró al proponerme como orador principal en los homenajes a dos enormes presidentes: Don Hipólito Yrigoyen y Don Raúl Alfonsín.

Quizás entre ambos líderes puedan resumirse parcialmente las enormes contribuciones que este centenario partido ha realizado a la vida política argentina: el inicio de la democracia por el voto popular en 1916 y la recuperación y afianzamiento de la misma en 1983.

Estoy convencido, como reza la Constitución Nacional, de que los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático. Y considero que la modernización de los mismos en términos de su interpretación del mundo y de nuestro país, así también como su manera de interactuar con la ciudadanía es una tarea imprescindible.

Mirá También:  Los rostros de la Constituyente de Maduro

Por estas razones, decidí hace un tiempo mi afiliación a la UCR, la cual acabo de cumplimentar en el día de hoy. Lo hago con el orgullo de sumarme a una historia cuyos valores y principios fundacionales merecen estar hoy más vigentes que nunca.

Mi expectativa es la de poner a disposición del partido mi vocación de servicio, junto con mi experiencia y conocimientos específicos, para contribuir al desarrollo de una idea de país, de una visión moderna del Estado y a la recuperación de una vocación transformadora de la realidad.

Somos muchos los que pensamos que la política debe superarse para que los argentinos vivamos mejor. Despertemos juntos la pasión por cambiar las cosas, que es la felicidad de tener un sueño y trabajar cada día por él. Si vuelve la ilusión va a venir gente nueva. Y con ellos el aire fresco de la renovación. Tenemos que atraer cada vez a más compatriotas y darles a todos los que se acerquen un espacio y un sistema para poder participar en pie de igualdad.

Es el primer paso para reconstruir lo que alguna vez tuvimos: una sociedad justa, tranquila y plena de movilidad social.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *