Foto: Archivo Diario Los Andes

Según la denuncia difundida por el Sute, el pasado lunes 4 de diciembre, efectivos policiales se hicieron presentes en la escuela Guillermo Cano de Guaymallén por una supuesta denuncia de robo en el Jardín infantil Nucleado, que comparte con la escuela Cano, el patio y la cocina.

Los trabajadores y trabajadoras de la escuela denunciaron que los efectivos, pertenecientes a la comisaría 25 de ese departamento, revisaron los muebles del establecimiento y, al no encontrar nada vinculado a la denuncia del supuesto robo, obligaron a varias trabajadoras de la educación de la escuela a dirigirse al baño, donde las hicieron desnudar y los y las oficiales procedieron a palparlas.

Este aberrante hecho de brutalidad policial se dió bajo la amenaza de llevarse detenidas a las docentes que no accedieran a hacerlo. “Actuaban policías hombres y mujeres. Hoy cuando nos presentamos en la Comisaría, nuestra abogada hizo la misma pregunta (si las docentes habían sido revisadas por policias hombres – N. del E) y le contestan que han sido solo mujeres las que han llevado adelante el procedimiento. Las docentes y celadoras corroboran que han sido hombres y mujeres los que han llevado adelante el operativo”, denunció al diario Mendoza Post el secretario adjunto del Sute.

Mirá También:  Trabajadores de DyN rechazaron el posible cierre de la agencia

Avasallando derechos, sin los procedimientos legales correspondientes para requisar al personal y allanar la escuela, trabajadores de la educación en San José, fueron víctimas de un desagradable episodio por parte de la Policía. Varias docentes fueron requisadas y obligadas a desnudarse

La Fuerza Policial no tenían orden para ingresar a la escuela, no fueron autorizados por los directivos que estaban allí, por lo tanto entendemos que no solamente esto es abuso de poder sino que también es violencia de género porque en el operativo habían hombres que estaba violando la integridad física de docentes y celadoras mujeres. Hay un montón de delitos que vamos a denunciar“, aseguró el referente del Sute.

Desde el sindicato docente denunciaron que “los oficiales ejecutaron sus órdenes sin el consentimiento de los directivos y personal de la escuela“, e informaron que el procedimiento se realizó por orden de la Fiscal Rosa Giner. También pudieron constatar en la causa que no tomaron declaración a ninguna de las trabajadoras que fueron avasalladas y, desde luego, no se encontró lo supuestamente hurtado.

Dijeron que había sujetos sospechados y que eso arbitra la posibilidad de la requisa, del intento de allanamiento, sin una orden judicial, con una orden por teléfono“, denunciaron desde la conducción del sindicato sobre las justificaciones que recibieron del ayudante de Fiscal que los recibió.

Desde el Sute, a través de un comunicado, informaron que realizaron la denuncia por la violación de derechos fundamentales de las personas y abuso de autoridad contra la Policía de Mendoza y exigieron que la DGE se conforme igualmente como denunciante ante este brutal atropello.

Mirá También:  Escándalo en la DAIA y renuncia de su presidente

Este ataque a los trabajadores y trabajadoras de la educación se da en el marco de la permanente ofensiva contra ellos por parte del gobierno provincial. “Identificamos este caso en el marco de ataque a los trabajadores y trabajadoras de la educación que se vienen agudizando“, deunciaron desde el sindicato.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *