Al menos 65 ex ejecutivos del sector petrolero han sido arrestados por corrupción, algo que ha sido visto como una jugada para aumentar el poder. El ex embajador ante la ONU, Rafael Ramírez, acusó al gobierno de haberlo sacado del cargo por “sus opiniones”, pero reiteró su lealtad a Chávez.

El llamado “zar del petróleo” de Venezuela fue una de las primeras figuras del chavismo histórico en caer. Rafael Ramírez, quien hasta el lunes fue el embajador venezolano ante Naciones Unidas y una de las personas más cercanas al fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013) anunció ese día a través de Twitter su renuncia al cargo.

La decisión, impulsada por el Presidente Nicolás Maduro, se venía anticipando hace días desde la sede central de la organización. “Se me ha removido por mis opiniones. Me mantendré, pase lo que pase, leal al Comandante Chávez”, escribió Ramírez, quien adjuntó también una carta al canciller chavista, Jorge Arreaza, quien le habría comunicado en persona -según versiones de prensa- las órdenes de dar un paso al costado.

Mirá También:  El uso medicinal del cannabis podría ser legalizado hoy en el Senado

Ramírez había pasado por los dos cargos más importantes de la industria petrolera durante la era chavista: fue presidente de la Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería (entre 2002 y 2014).

Pero en los últimos días había criticado a través de dos artículos el manejo económico del gobierno actual y defendido su propia gestión liderando la petrolera, que está siendo objeto de una profunda investigación por parte del Ejecutivo por presuntos actos de corrupción. “Quien me ataque a mí debe pensar un poquito, sólo un poco, porque Chávez me tuvo 12 años a su lado. Pero además, cuando estaba muriendo sólo llamó a cuatro y yo estaba allí”, escribió Ramírez.

Esta supuesta persecución ha llevado a que se produzcan al menos 65 arrestos a ex ejecutivos en los últimos meses. La Asamblea Nacional venezolana, liderada por la oposición, había intentado iniciar investigaciones contra la petrolera, en la que aseguran se han venido cometiendo actos de corrupción desde que el chavismo maneja el país.

Pero los críticos aseguran que esta purga también es parte de un gran esfuerzo para eliminar a los rivales y consolidar el “madurismo” de cara a las elecciones presidenciales de 2018. Por otra parte, sería una jugada del sector afín a Maduro para reforzar su liderazgo sobre los grupos de poder que reinan en Venezuela.

Paralelamente, Maduro nombró a cuatro militares en los altos cargos de la gestión del crudo, algo que viene haciendo también en el resto de la administración pública, donde los uniformados controlan el 60% de los cargos.

Ramírez no es el único afectado en esta “purga” que ha sacudido a la industria petrolera venezolana. Ha sido el caso del ex ministro de Petróleo Eulogio del Pino y Nelson Martínez, ex presidente de Pdvsa, ambos detenidos el 30 de noviembre.

Mirá También:  JUANJO DOMINGUEZ VUELVE AL BRAZZOLA

Dos días antes, Maduro había advertido que “el que se metió a corrupto, tiene que pagar en la cárcel y devolver los recursos que se robó del país”. Pero en algunos de los casos os fiscales no presentaron evidencias concretas. A Del Pino, por ejemplo, lo acusaron de pertenecer a un cartel que operaba una trama de corrupción de unos US$ 500 millones.

“No es una novedad que hay denuncias de corrupción, pero nunca se hizo nada. En parte tiene que ver no solo con las posibles elecciones presidenciales del próximo año, porque eso siempre genera disputas de poder en cualquier grupo político, sino también a un momento en que después de los meses de protestas y de debilidad del gobierno, ahora han logrado cierta estabilidad, se están fortaleciendo y tienen claro que para poder controlar de verdad el poder en Venezuela no solamente necesitan imponerse a la oposición, sino a los diferentes grupos del poder que existen en el mismo gobierno y creo que esto se enmarca en esta estrategia”, aseguró el analista y economista venezolano Miguel Velarde.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *