Esta mañana se conoció el pedido del juez Claudio Bonadio para que el Senado de la nación le quite los fueron a Cristina Fernández. La solicitud está basada en el procesamiento por la causa inventada a raíz de la denuncia del fiscal Alberto Nisman.

En la misma se acusa a la expresidenta y a una serie de funcionarios del anterior gobierno de presunto encubrimiento en el atentado de la AMIA, en 1994.

Sin embargo, a primera vista no parece probable que se pueda avanzar en la medida pedida por Bonadio. En primer lugar porque la Cámara Alta ya entra en receso, al igual que Diputados.

Pero además, porque las razones esgrimidas por Bonadio son más que endebles. El Memorándum de Entendimiento con Irán fue ratificado por el Congreso Nacional y, además, nunca entró en vigencia. Vale decir que el presunto “encubrimiento” nunca se realizó con esta herramienta.

Mirá También:  Lilita Show: las frases más impactantes de la noche de Elisa Carrió

Desde el oficialismo rápidamente salieron a marcar una línea de cautela. Por un lado, el presidente del bloque de Cambiemos, Federico Pinedo afirmó en su cuenta de Twitter que estudiarán “seriamente” el pedido.

Agregó, además, que “no se trata de hacer política partidista sino de que funcionen las instituciones bien”.

Por su parte el futuro presidente del bloque de senadores del PRO, Humberto Schiavoni, le expresó a Radio Mitre “a las 12 tenemos una reunión en Casa Rosada de coordinación legislativa, ahí seguramente profundizaremos el tema. No tenemos elementos del juicio para ver en qué se basa el juez para pedir semejante medida. Él tendrá sus fundamentos pero los tendremos que analizar con mucho cuidado”.

Desde el peronismo, cuando empezaron a circular las primeras versiones de esta posibilidad en los últimos meses, ya habían adelantado que se opondrían. Miguel Ángel Pichetto -que ayer partió el bloque del peronismo en la Cámara Alta- había señalado hace algunos meses “creo que el desafuero procede ante sentencia firme”.

Esto quiere decir que sin condena no se podría avanzar en el Senado en el desafuero de la ex mandataria.

Con la nueva composición de esa cámara, el peronismo quedará dividido en dos bloques: el Interbloque Argentina Federal (25 legisladores) alienado con Pichetto; y el espacio del PJ-FpV, dirigido por Cristina Kirchner. Para hacer efectivo el desafuero se hacen necesarios 2/3 de los votos totales. Sin los votos de parte de estos espacios, el mismo se haría imposible.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *