Las paredes del sitio que recuerda el asesinato amanecieron destruidas por el efecto de golpes con una maza de gran porte, la placa recordatoria arrancada de cuajo y robada, y el cartel con el rostro de Carlos Fuentealba, en el suelo. Una acción claramente premeditada que buscó dejar claras evidencias que se trató de un ataque a la memoria del asesinato del docente neuquino asesinado a quemarropa en la represión del 4 de abril de 2007 en el marco de una huelga del sindicato docente ATEN y de la que ya se cumplieron más de diez años.

El ataque al monolito de Carlos Fuentealba fue repudiado por Yazmín Muñoz desde la secretaría de Género y DD.HH. de ATEN Capital que anunciaron realizarán un acto de desagravio en Arroyito “ante el atentado perpetrado contra el monolito erigido en memoria de nuestro compañero Carlos Fuentealba”. Y agregaron que “Este acto es un mensaje político mafioso que intenta amedrentar a los trabajadores y trabajadoras de la Educación”. Aseguraron desde la seccional Capital del gremio. Agregando que “No dejaremos nuestra lucha por Cárcel a Sobisch y a los 15 policías sobreseídos.”

Mirá También:  Más de 70 mil personas llegaron a Chaco para participar del Encuentro Nacional de Mujeres


El 4 de abril del 2007, en horas de la mañana los docentes llevaron el reclamo a la ruta donde esperaban decenas de fuerzas policiales provincial con equipos especiales de choque y carros hidrantes. Se desató una brutal represión que se desarrolló por más de cinco kilómetros tirando a quema ropa, balas de goma y gases lacrimógenos.

Carlos fue fusilado por el efectivo policial, Darío Poblete, bajo la orden de reprimir dada por el gobernador Jorge Sobisch. El reclamo de justicia que realizaron los docentes y el pueblo neuquino logró que le declararan cadena perpetua para el policía. Sin embargo la “Justicia” absolvió al ex gobernador Jorge Sobisch y a otros quince imputados. De esta manera también quedó absuelto impunemente el régimen provincial del Movimiento Popular Neuquino (MPN). Pese a esto las muestras de repudio a Sobisch nunca cesaron durante todos estos años.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *