DIA DE LA TRADICION

El sábado último la ciudad de Chascomús se realizó el Día de la Tradición, fue un desfile de jinetes criollos representando a diversas actividades de la zona y cada uno llevó, aparte de las banderas nacionales, el estandarte de la entidad que los agrupa y pasearon por las calles del pueblo sus vistosos ponchos y ajaezados pretales en caballos de buen pelaje. Para mi fue un gran recuerdo estos homenajes, pues fueron los primeros esbozos de mi llegada al pueblo que ocurrió en noviembre de 1953 cuando llegué persiguiendo a una “paloma” de la zona, con la que forme un nido del cual salieron 7 retoños.

Para ese entonces presencié por primera vez un desfile criollo de tal envergadura: fue un pasar de jinetes algunos de ellos llevaban en ancas a sus “amores”, también hubo desfile de carruajes criollos e importados, para el uso del campo y la ciudad con sus familias vestidos muy a la usanza de los viejos tiempos, pero lo que me llamó más la atención fue presenciar los grupos que llaman ”tropillas”, son un conjunto de potrillos, no menos de 20, que sin ataduras responden a seguir a una yegua madrina que los convoca con una campana (cencerro), con un solo chistido del paisano a su cargo hacen figuras caracoleadas en torno a su patrón y muy adiestrados a su orden se encolumnan de a dos en dos, hecho que sucedió en las grandes veredas de mi casa en Lastra y Juárez.

En aquel entonces nació mi fervor por Chascomús y en sucesivos veranos la laguna llenó nuestros momentos de ocio y diversión, con asados y carnavales inolvidables en todos los clubes de la zona, en la vacaciones de invierno conocimos el rigor del frío que en la ciudad se hace más llevadero, allí conocimos el valor de las estufas a leña. Fueron años de ver crecer la familia hasta que en 1992 nos radicamos en la vieja casa paterna de Lastra 25, que era de la familia Orbe, desde entonces compartimos toda nuestra vida con amigos del pueblo, en esta querida ciudad que tomo como mía, están mis muertos un hijo que sufrió un accidente en la ruta, mi madre y mis suegros, con toda seguridad pronto los acompañaré en su descanso.

Mirá También:  La joven guardia de la ilustración: en "DisTinta" asoma la generación de la nueva historieta

Quiero destacar que de acuerdo a las fechas de nuestras bodas el 18 de Enero del 2018 cumpliremos con mi esposa Dorita una fecha muy íntima “las Bodas de Diamante”, han sido 60 años de compartir emociones y sobre todo ver crecer nuestra familia, hoy radicada la mitad en Chascomús y la otra mitad en Buenos Aires, nos han dado 15 nietos y dos bisnietas, una de las cuales desfiló este sábado pasado en ancas con un tío, fue como el corolario de mi querida fiesta de la Tradición que recordé por primera vez hace más de 60 años y cerró este sábado con el desfile que incluyó a una bisnieta nuestra.
HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *