El supuesto testaferro de Amado Boudou se presentó ante el fiscal Di Lello y pidió ingresar al regimen de testigos protegidos.

Alejandro Vandenbroele, señalado como presunto testaferro de Amado Boudou, ingresó en la Fiscalía federal N° 1 a cargo de Jorge Di Lello a las 14 del lunes, para negociar su incorporación a declarar bajo la figura del arrepentido.

El juez federal Ariel Lijo hizo lugar al pedido, con lo cual el empresario ingresó “temporariamente” al Programa de Protección de Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia de la Nación, que también aplica a imputados colaboradores, según informó la agencia Télam.

En la fiscalía de Di Lello están radicadas las causas en las que Vandenbroele está imputado: el caso Ciccone, la asociación ilícita por la que fueron detenidos Boudou y José María Núñez Carmona hace unos días, y el negocio entre la empresa The Old Fund y la provincia de Formosa. Ahora se espera que el “arrepentido declare en esos expedientes”.

Deja un comentario
Mirá También:  EL COMITÉ DE EMERGENCIA MUNICIPAL COORDINA LAS ACCIONES PARA PALIAR LAS SITUACIONES MÁS URGENTES

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *