Joshua Boyle y Caitlan Coleman, de Canadá y Estados Unidos, estaban en manos del grupo terrorista desde el 2012 en Afganistán, cuando realizaban un viaje por ex repúblicas soviéticas

El Ejército paquistaní y la Casa Blanca confirmaron este miércoles la liberación del canadiense Joshua Boyle, su esposa estadounidense Caitlan Coleman y sus tres hijos, quienes fueron trasladados a Pakistán desde Afganistán, donde habían sido secuestrados por los talibanes en 2012.

Todos los rehenes han sido recuperados sanos y salvos, y serán repatriados a su país de origen“, indicó en un comunicado la oficina de comunicación militar paquistaní (ISPR).

Los militares afirmaron que la inteligencia estadounidense les informó que los secuestrados habían sido trasladados a territorio paquistaní el miércoles 11 a través de la zona tribal de Khurram, fronteriza con Afganistán.

A finales del año pasado, la familia grabó un video en el que suplicaban ayuda al entonces presidente Barack Obama y al mandatario electo Donald Trump.

La estadounidense pidió a Obama que, por la importancia que le otorga a su legado, dé a sus captores alguno de sus reclamos para que puedan “abandonar la región de manera permanente”.

En su petición a Trump, Coleman fue más específica. “Quieren dinero, poder, a sus amigos, debes darles todo eso antes de que se logre algún progreso”, reclamó la cautiva al presidente electo de los EEUU durante su alocución leída.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *