TURISMO: PROGRESO SIN CHIMENEAS

Podemos llegar a decir que superada la etapa industrial que significo para la ciudad ocupar un lugar de privilegio con respeto a sus vecinos más agiornados a las actividades agropecuarias, así decimos porque la vida comercial y social de la ciudad no se vio modificada en absoluto y supo superar la caída de sus actividades industriales allá por los años 1965 para pasar a disfrutar de una nueva expresión de la época como lo fue la revolución automotor en que el país entró por el comienzo de la renovación de su parque automotor. Fueron los años en que la producción nacional tomó envergadura comercial y nuevos modelos fabricados en el país los pusieron al alcance de sus habitantes.
Córdoba a la vanguardia más Rosario y Campana, fueron los líderes de esa industria que llenó un vacío, poniendo al alcance del pueblo una nueva experiencia: tener un auto propio y recorrer esta patria más que interesante e instructiva.
Nuestra ciudad vivió esa realidad hermosa gracias a su relación siempre exitosa con la Ruta Dos que nos comunicó con todo el país, además de poder llegar a decir que esa Ruta Dos era la ruta de todos, la ruta de la alegría… el camino que nos unía a la felicidad Y CHASCOMÚS ESTABA AL BORDE DE ESE CAMINO FELIZ.
La cantidad de vehículos que pasaban por la ruta dos era un tema de progreso económico para los comercios de la ruta que vieron incrementadas sus actividades, sea como el Parador de Atalaya desde 1942, el parador El Cóndor km. 112 donde haçían su primera parada los ómnibus a la costa. Años después el restaurant Tome y Traiga fue una atracción especial por sus comidas artesanales, la Hostería del Caballito Blanco fue una parada obligada para cargar nafta en el Automóvil Club Argentino con un sabroso desayuno, más varias conocidas casas de comidas como Negro el Once, etc, etc.
Talleres mecánicos y artesanías con productos de la zona crecieron comercialmente.
Llegamos a la conclusión que el crecimiento del parque automotor argentino y la Ruta Dos fueron los aliados que permitieron el despertar del turismo moderno en nuestra ciudad.
HEG

Deja un comentario
Mirá También:  CHASCOMUS Y SU HISTORIA - NOTA 32

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *