“Pretendo escribir dialogando con la niña que fui. Es ella la que siempre escribió y no quiero que se aburra. Porque cuando los niños se aburren, crecen”, escribe Bodoc en la bitácora virtual que acompaña al libro editado por Norma, donde se pueden leer pensamientos y escuchar audios de la autora durante su viaje.

Bodoc, nacida en Santa Fe en 1958, no habla abiertamente de trata o violación, sino del mal encarnado en diablos y serpientes, cuenta leyendas norteñas que se extendieron a lo largo del país y con las que de una u otra manera el lector podrá sentirse identificado.

– Télam: ¿Fue una idea suya o de la editorial el escribir un libro con soporte web con texto y voz?
– Liliana Bodoc: Como hacen muchos viajeros, yo tenía planificada una bitácora donde asentar las experiencias, impresiones y anécdotas del camino. Pero ciertamente lo imaginé en papel, como un posible apéndice de la novela. El formato virtual fue una opción propuesta por la editorial.

Deja un comentario
Mirá También:  EL BARRIO FÁTIMA FUE CONECTADO A LA MACROMALLA I

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *