— Nota 5 —

CHASCOMUS Y LOS TIEMPOS DE RIVADAVIA

Habiendo pasado el Congreso de Tucumán con la Proclamación de la Independencia Nacional en Chascomús se vivían momentos de quietud y hasta de bonanza, luego del episodio de los Tres Gobernadores del año 1820, llega a la gobernación de Buenos Aires el hijo de un vecino de Chascomús: Martín Rodríguez que con buen criterio se rodeó de excelentes ministros y uno de ellos fue Rivadavia, aun cuestionado por sus conciudadanos las medidas que tomaron fueron una ayuda institucional en el presente tan revuelto de aquella época. A nuestro pueblo se lo considera como un ejemplo de la civilización cívica que avanzaba hacia el sur.
Son abolidos los Alcaldes de la Hermandad último vestigio realista y en 1821 se nombra a un Juez de Paz en la persona de Dn. Julián Carmona, es de nuevo la primera autoridad civil del sur del país cuando los pueblos y fuertes vecinos tenían comandantes militares.
Se recibe la visita del Gobernador Las Heras en 1824 y hace una revisión de las instituciones del pueblo y se conocen los planes de Senillosa y Saubidet para el trazado nuevo de la ciudad.
Para ese entonces la escuela de varones que había sido creada por la Junta Protectora el 1 de septiembre de 1817, y seguía con el criterio antiguo de la educación sólo para los varones por lo que Rivadavia eleva un proyecto de ley por la que se crean tres Escuelas de Niñas en las localidades de San Nicolás de los Arroyos, San José de Flores y la ciudad de Chascomús.
Realmente si analizamos el proyecto y la categoría de las ciudades que recibieron tal beneficio, podemos pensar que Chascomús como ciudad del lejano sur, comenzaba una etapa muy importante. La Escuela de Niñas comenzó con 50 alumnas en el año 1827 y sus primeras autoridades fueron la preceptora María Josefa Mendoza de Revilla y su inspectora Mariquita Sánchez de Thomson. El lugar físico lo compartía con la escuela de varones que estaba en una casa alquilada en Sarmiento a media cuadra de Mitre.
Estamos durante la presidencia de Rivadavia y la situación por sus principios unitarios que lo llevaron a promulgar la Primera Constitución del país, que sostenían ideas que rivalizaban con la de los federales que apoyados por Rosas y sus colorados ponían trabas a la gobernabilidad.
Por ello Rivadavia eleva un proyecto por el cual decide dividir la provincia de Buenos Aires en dos Departamentos autónomos. El del norte debía tener como capital a San Nicolás de los Arroyos y el del Sur su capital sería la Ciudad de Chascomús
. Nuevamente estamos ante un hecho muy importante para la ciudad que hubiese adquirido una envergadura de trascendentes instituciones provinciales. El proyecto tuvo trabas que determinaron nuevos estudios durante los cuales la guerra con el Brasil determinó que el Pte. Rivadavia se viera obligado a renunciar por un mal arreglo de Paz de su ministro García.
En 1827, ganaba la gobernación de la provincia Dorrego apoyado por los unitarios pero en una desafortunada batalla local, al perder fue hecho prisionero de Lavalle y este lo fusiló.
La caída de Rivadavia y el fusilamiento de Dorrego marcan el auge de las huestes rosistas.
Y nuestra zona entra en una nebulosa situación por haber recibido las atenciones de Rivadavia, lo mismo ocurre con Dolores y Castelli por las tierras que se compraron por la ley de Enfiteusis con que Rivadavia favoreció a los pequeños productores. Estos desencuentros y la reacción de los hacendados dio como resultado la Revolución de los Libres del Sur de 1839.
Horacio Ernesto Giambroni

Deja un comentario
Mirá También:  Macri arribó a Nueva York con altas expectativas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *