Un conflicto que duró casi 4 meses en la Provincia

Es por un acuerdo que firmó Vidal con los gremios. El decreto lo había firmado Scioli y no estaba en vigencia.

Los médicos y todo el personal de salud que trabaja en hospitales públicos de la Provincia podrán jubilarse a los 50 años, con 25 de aportes. Es por la aplicación de un decreto que incorpora el concepto de “envejecimiento prematuro” que comenzará a regir a partir de 2018. No obstante, hasta esa fecha habrá un “puente” para el pasaje del actual sistema previsional al nuevo régimen para que se puedan jubilar con 60 años y 30 de aportes quienes están cerca de llegar a esa edad. Todo esto se consiguió como parte del acuerdo entre el gobierno provincial y el gremio que agrupa a los profesionales de la salud (CICOP) que estuvieron 15 semanas seguidas con medidas de fuerza en los 78 hospitales provinciales y concretaron 34 días de huelga.

Mirá También:  Por la eliminación del arancel a PC y tablets, llegarán nuevos modelos a tono con lanzamientos mundiales

La medida fue firmada por el ex gobernador Daniel Scioli en marzo y agosto del 2015. Expresaba un antiguo reclamo de médicos y agentes de sanidad que consideran su labor como “de riesgo”, con altos niveles de estrés y de desgaste. A eso se suman los reiterados episodios de violencia que se incrementaron en los últimos años en guardias y pabellones hospitalarios. Pero la decisión del gobierno provocó un trastorno. Es que el mismo decreto establecía que los agentes deben aportar 16% de su sueldo para el Instituto de Previsión Social (a diferencia del 14% que tributa el resto de los estatales). Y esa diferencia del 2% quedaba como “saldo deudor” de los futuros jubilados menores de 60 con el IPS. Según explicaron en el organismo se daban casos de profesionales que se tenían que retirar y le debían al estado hasta 500 mil pesos en ese concepto. “Fue una desprolijidad administrativa y jurídica. Un presunto beneficio para los trabajadores terminó resultando una pesada carga. Nosotros encontramos ese panorama cuando llegamos al gobierno”, explicó a Clarín el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas.

Entonces esta distorsión pasó a formar parte de la discusión con CICOP y los gremios en la paritaria que se cerró la semana pasada. “Ahora hmedicosabrá una comisión integrada por autoridades y gremios para evaluar la situación de quienes estaban en condiciones de retirarse y además para analizar los casos de agentes de entre 50 y 60 años, para que no se genere ese cargo deudor”, aclaró Villegas. Según fuentes del IPS, si el decreto se aplicaba como lo firmó Scioli habría 3.000 médicos y empleados que deberían dejar de trabajar y tendrían que pagar esa “deuda” prevista en la normativa.

Mirá También:  Expo Trabajo Estatal: todos ubican a sus parientes en el poder

La controversia en el sistema sanitario bonaerense –donde trabajan 56 mil administrativos, técnicos y profesionales– estalla cuando se discute el financiamiento y la viabilidad de los sistemas previsionales. Buenos Aires tiene un sistema autónomo para sus empleados públicos. Los aportes van al IPS que hoy tiene 191 mil jubilados; 50 mil pensionados y 27 mil pensiones sociales. El régimen normal prevé la jubilación a los 65 años con 35 de aportes (hombres) o 60 años con 30 de aportes (mujeres). Hay “leyes especiales” como los docentes o los trabajadores del Teatro Argentino que pueden pasar al sector pasivo con menos edad. Aunque también perciben menos del 80% del salario en actividad.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *