Liberaron a 19 chicas en tres barrios porteños

El hombre, que también tiene una constructora, está prófugo. La administradora del negocio está detenida.

Las habían traído del norte de Argentina, de Bolivia y de Paraguay, con promesas ficticias: tener jornadas laborales cómodas y sueldos importantes cuidando personas mayores o trabajando como recepcionistas. Hasta ahí, un anzuelo habitual en el delito de trata de personas con fines de explotación sexual. Pero esta vez, la diferencia se la encontraron los investigadores cuando fueron a allanar los departamentos en los que 19 mujeres estaban siendo prostituidas. El responsable de esclavizarlas era, de las puertas hacia afuera, un financista, propietario de una inmobiliaria y una constructora en Villa del Parque. Su negocio era lavar el dinero que obtenía por explotarlas sexualmente comprando más departamentos para luego, seguir ampliando su negocio. La Justicia pidió su captura, pero al cierre de esta edición permanecía prófugo.

Mirá También:  Fernando "Chino" Navarro: "No la vi a Cristina, prefiero ver películas los domingos"

La investigación –de la que participó la División Trata de la Policía Federal con apoyo de los ministerios de Derechos Humanos, la Dirección Nacional de Migraciones y otros–, comenzó hace un año y medio. Un celular secuestrado en otro operativo los fue guiando: allí pudieron ver las conversaciones entre los clientes, el proxeneta y otra mujer, de nacionalidad boliviana, que era la encargada de administrar los departamentos (se ocupaba de las toallas, preservativos, cremas, y cobraba). También hubo escuchas telefónicas de las que se desprendieron nombres y direcciones: “Andá a ver a tal a Jufré 87”, se decía por ejemplo en una de esas charlas.

La investigación terminó con 25 allanamientos en cuatro edificios situados en Barrio Norte, Villa Crespo y Belgrano, 14 inmuebles fueron inhabilitados (donde se ofrecían masajes descontracturantes, que son permitidos en los avisos), 19 mujeres liberadas, una mujer detenida (la administradora) y un proxeneta prófugo (tiene pedido de captura nacional). Las víctimas no vivían en esos departamentos pero no tenían libertad de acción: las llevaban de la casa en donde las alojaban a los departamentos para que cumplieran jornadas laborales diarias de 18 horas.

No es difícil encontrar la oferta de estos servicios en las redes: “Vengo testeando a todas las masajistas de la zona y los otros días me encontré con esta piba (la linkea). Está sobre Jufré a media cuadra de Estado de Israel. Acordamos día y horario y allí fui. La pendeja está buena aunque es muy flaquita, supongo que no debe llegar a los 25”. El usuario después cuenta que no logró que ella le hiciera RM (Relax Manual) después del masaje pero sí una amiga, que lo masturbó por 50 pesos.

Mirá También:  Por el aumento en Provincia, los docentes porteños van al paro

Usualmente, las víctimas están esclavizadas en casas dentro o cerca de “wh06-06-16 - Buenos Aires - Edificio de Jufré 87 en el barrio porteño de Villa Crespo donde se realizó un allanamiento por trata de personas. Foto: Luciano Thieberger.iskerías”. En este caso, eran obligadas a trabajar en departamentos de 2 y 3 ambientes ubicados en edificios familiares, mucho más difíciles de detectar. Los departamentos estaban ubicados en las calles Santa Fe al 4000, Washington al 2700, Jufré al 100, Florida al 600, José Hernández, Lavalleja y Loyola.

Siguiendo la pista del proxeneta (cuyo nombre no fue difundido), los investigadores descubrieron que tiene una inmobiliaria y constructora en la zona de Villa del Parque que usa como pantallas: con el dinero que obtenía de la explotación de las 19 mujeres, financiaba la red (los fraudes, pagos a los captadores, traslados) pero también la construcción y la compra de inmuebles para seguir expandiéndose.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *