El excremento de las aves es una de las sustancias más abrasivas que pueden opacar nuestro auto.

A menudo oímos que la concentración de ácidos en el excremento de aves es lo que más deteriora el aspecto de nuestros vehículos, sin embargo esta aseveración no es del todo cierta.

Un estudio de la empresa británica Autoglym, especializada en desarrollar productos de limpieza, reveló que es una suma de factores la que puede producir que la textura del auto se vuelva opaca o incluso se pudra.

El problema ocurre principalmente bajo el sol, pues la pintura se expande en niveles microscópicos para retener el calor. La caca de los pájaros contiene una parte semi líquida que se fusiona o entra en estar imperceptibles aberturas. Como podrás imaginar, lo peor ocurre cuando la carrocería vuelve a enfriarse, ya que la pintura vuelve a compactarse con los residuos dentro de sí.

Ahora la pregunta es casi obvia: ¿Cómo deberíamos limpiar el auto si es que fue atacado por una bandada de aves?

Mirá También:  Estados Unidos emite una alerta de viaje a Europa por “riesgo de atentado”

BBtPPuC

De acuerdo al mismo informe, la manera menos invasiva de remover los “regalitos” sobre el auto, es con abundante agua, colocar un trapo mojado sobre la caca por un tiempo de 10 minutos y luego retirar con un movimiento suave. Eso evitará que los residuos rayen la capa de pintura.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *