Un fallo vinculante autoriza la protesta social sólo a los sindicatos legalmente constituidos

Las cooperativas y organizaciones sociales que no estén inscriptas en el Ministerio de Trabajo no podrán ir a la huelga en Argentina. Un fallo de la Corte Suprema limitó el alcance del artículo 14bis de la Constitución, introducido en una reforma de 1957, al entender que la palabra “gremios” utilizada en el inciso sobre el derecho a la protesta “ha sido empleado como exclusivamente alusivo a las asociaciones sindicales”. El fallo ha sido un guiño inesperado a las centrales tradicionales de trabajadores, hoy divididas en tres asociaciones pero en proceso de unificación bajo la sigla Confederación General del Trabajo (CGT) y un duro golpe para la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), alejada por historia de las la llamada “burocracia sindical”.

Los jueces de la Corte fallaron en contra en el caso de un trabajador del Correo oficial que lideró una protesta interna sin el aval del sindicato y fue despedido. Decisiones de primera y segunda instancia avalaron el reclamo del empleado, pero ahora el máximo tribunal lo rechazó. Por tratarse de la última instancia judicial, la medida tendrá efectos inmediatos contra casos similares. A partir de ahora, si un grupo de obreros no sindicalizados decide ir a la huelga contra su empleador la medida podrá ser declarada ilegal y los eventuales despidos justificados.

Mirá También:  Doble crimen de City Bell: detuvieron a los principales sospechosos

Desde la CGT destacaron que la decisión de la Corte es positiva porque vincula el derecho a huelga con el de sindicación. “No hablamos de lo individual, hablamos de lo colectivo”, dijo a Radio Continental Omar Plaini, titular del sindicato de los Canillitas (repartidores de diarios). Desde la CTA, en cambio, han denunciado que el fallo deja desamparados a los grupos de trabajadores que deciden enfrentar en soledad a sus patrones o se rebelan contra la dirección de sus sindicatos. “Es un retroceso porque pone en una situación de indefensión total a los trabajadores que más necesitan de la tutela normativa: los integrantes de sindicatos en formación, los grupos de trabajadores que reaccionan frente a injusticias en sus lugares de trabajo a pesar de la inexistencia de un sindicato, los miembros de las oposiciones internas dentro de las organizaciones sindicales”, dijo Horacio Meguira Director del Departamento Jurídico de la CTA. La Central, a través de su secretario general, Pablo Micheli, adelantó que recurrirá el fallo ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Protesta-sindicalEl gobierno de Mauricio Macri no ha hecho comentarios sobre la decisión de la Corte, liderada por el juez Ricardo Lorenzetti, un hombre que se ha enfrentado abiertamente al kircherismo durante los últimos 12 años. Por ello la buena sintonía que la Corte Suprema ha evidenciado con el macrismo motivó críticas desde Frente para la Victoria (FpV). La lectura ha sido que las limitaciones del derecho a huelga es compatible con la necesidad de enfrentar con nuevas armas un eventual aumento de la conflictividad social. El fallo “beneficia al Gobierno y a los empresarios”, dijo Héctor Recalde, jefe del bloque kirchnerista en Diputados, un abogado laboralista de larga militancia sindical. “La mayoría de los integrantes [del Gabinete] son representantes de grandes empresas”, dijo el diputado.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *