Más de 60 jefes de Estado participaron en la ceremonia de la firma, que compromete a los países involucrados a limitar el aumento de la temperatura debajo de los 2º C. Es la primera vez que tantos países firman un acuerdo internacional en la misma jornada.

El Día Mundial de la Tierra que se conmemoró ayer marcó un hito: 175 países –entre ellos los dos más grandes emisores de gases de efecto invernadero, Estados Unidos y China– firmaron en la ONU el acuerdo sobre cambio climático, un record de firmantes para un tratado internacional en una sola jornada. Más de 60 jefes de Estado y de gobierno participaron en la ceremonia que se llevó a cabo en Nueva York. Además, quince países, la mayoría de ellos pequeñas islas, ya ratificaron el acuerdo destinado a combatir el calentamiento global. El anterior record de naciones firmantes de un tratado internacional en un día databa de 1982, cuando 119 países suscribieron la Convención de la ONU sobre Derecho Marítimo.

¡Nuestros avisadores les desean felicidades a todas las madres!

Con la esperanza de mantener el impulso de la conferencia de París llevada a cabo en diciembre pasado, el acuerdo sobre cambio climático rubricado ayer en Naciones Unidas compromete a sus firmantes a limitar el aumento de la temperatura “bien por debajo de 2 ºC” y a “continuar sus esfuerzos” para limitar esta alza a 1,5 ºC. Si bien es un primer paso, ya que luego deberá ratificarse según las reglas de cada país, el acuerdo tiene connotaciones históricas. “Nunca antes un número tan grande de países había firmado un acuerdo internacional en un solo día”, afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Para entrar formalmente en vigencia, el acuerdo de París tiene que ser ratificado por 55 países que representen el 55 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. En ese sentido, el presidente francés François Hollande –quien fue el primer mandatario en estampar su firma– instó a los miembros de la Unión Europa (UE) a “dar el ejemplo” y ratificar este año el acuerdo. Hasta el momento, según la ONU, 15 países, la mayoría pequeñas islas, ratificaron el texto.

Además del mandatario francés, entre los más de 60 jefes de Estado y de gobierno presentes en la ceremonia se encontraban el presidente peruano Ollanta Humala, el boliviano Evo Morales, la brasileña Dilma Rousseff, el viceprimer ministro chino Zhang Gaoli, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, el primer ministro italiano Matteo Renzi y el secretario de Estado estadounidense John Kerry, quien llevó al estrado a Isabelle, su nieta de dos años, y desató una ovación.

Mirá También:  PREPARATIVOS PARA “CHASCOMÚS DE VACACIONES”

Humala, primer orador por América latina, destacó el papel de su país, que organizó en Lima en 2015 la reunión preparatoria para la cita de París y celebró el “triunfo del diálogo y la solidaridad”. Por último, aseveró: “Esto no es el final; esto es sólo el principio”.

 

A continuación, Evo Morales señaló que se trata de un “paso importante, pero no suficiente para salvar la Madre Tierra”, y advirtió que “si no cumplimos los acuerdos y nuestros compromisos de París, en los próximos 20 o 30 años la temperatura subirá cinco o seis grados centígrados y seremos testigos de la destrucción del planeta y de la vida”. En su intervención, el presidente boliviano afirmó que “el enemigo de la vida es el sistema capitalista, por tanto hay que erradicarlo”, y reclamó establecer un tribunal de justicia climática que “juzgue y sancione” a los Estados responsables de la crisis del clima y a las empresas que causan daños al medio ambiente.

Dilma Rousseff fue la octava oradora y dedicó casi todo su discurso a la cuestión climática. La mandataria manifestó el “orgullo por el trabajo hecho” por su gobierno en las negociaciones y recordó la necesidad de “resultados concretos” para los “inmensos desafíos” pendientes. La mandataria brasileña no hizo mención explícita de los procesos llevados adelante en su país, pero deslizó que el pueblo “sabrá impedir cualquier retroceso”.

También presente en el plenario, el actor Leonardo DiCaprio afirmó que “llegó la hora de un acción audaz y sin precedentes” para promover las energías renovables. “Nuestro planeta no podrá ser salvado si no abandonamos las energías fósiles”, señaló DiCaprio durante un discurso pronunciado ante el pleno durante el encuentro.

Mirá También:  El alcalde de San Pablo le da basura procesada como alimento a los más pobres

El año pasado, el uso de las energías renovables registraron un crecimiento record de +8 por ciento, los precios bajos del crudo frenaron las inversiones costosas de los grupos petroleros y el sector del carbón registra dificultades. En China, el consumo bajó en 2014 y 2015, a raíz de la desaceleración de la economía, pero también de la voluntad del gobierno de luchar contra la contaminación del aire. Beijing anunció recientemente la suspensión de casi todos los proyectos de centrales a carbón. No obstante, las necesidades en infraestructura energética son enormes y está prevista en India, Turquía e Indonesia la construcción de numerosas centrales a carbón.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *