Desde la Secretaría de Salud Pública, se alienta a la comunidad a donar médula ósea de manera voluntaria.

En este sentido, para extraer las células de médula ósea, se deberá donar sangre. De esa sangre se extrae una pequeña muestra que se analiza genéticamente y el resto de la sangre se utiliza en pacientes que la necesitan para tratamientos y cirugías.

Los datos genéticos ingresan a la base de datos y quedan a disposición para ser comparados con los de los pacientes que necesitan un trasplante.

Cabe aclarar que las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) se encuentran en la médula ósea humana que es un tejido esponjoso, ubicado en la parte central de los huesos, donde se fabrican las células sanguíneas. No debe confundirse la médula ósea con la médula espinal que es un cordón nervioso ubicado dentro del canal raquídeo.

En este sentido, para ser donante voluntario de médula ósea es importante cumplir con ciertos requisitos: Tener entre 18 a 40 años, gozar de buena salud, pesar más de 50 kilos y no tener antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas. No se debe estar en ayunas.

Asimismo, los que deseen ser donantes deben concurrir al Servicio de Hem

Deja un comentario
Mirá También:  50 años Nivel Superior Escuela Normal - Nota alusiva e invitación

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *